Turismo de Honduras calcula que perderá 1,050 millones dólares por COVID-19

El sector turístico registra una "severa contracción" en sus ingresos por cancelación del 100% de las reservas.

Turistas de diferentes nacionalidades disfrutando de una de las playas de la isla de Roatán en el Caribe hondureño.
Turistas de diferentes nacionalidades disfrutando de una de las playas de la isla de Roatán en el Caribe hondureño. /

Tegucigalpa, Honduras.

El sector turismo de Honduras estimó este jueves que perderá unos 26,000 millones de lempiras (1,050 millones de dólares) por el cierre de la actividad a causa de la emergencia por el coronavirus, que ya deja 14 muertos y 219 casos confirmados en el país centroamericano.

La Cámara Nacional de Turismo de Honduras (Canaturh) indicó en un comunicado que la cadena de servicios turísticos es la "industria más afectada de la economía" del país a causa de la emergencia por el COVID-19.

El sector turístico registra una "severa contracción" en sus ingresos por cancelación del 100% de las reservas y la ausencia total de clientes durante el asueto de la Semana Santa, lo que causado "pérdidas millonarias y un impacto económico irreparable" para la industria, añade.

LEA: Diputados mayores de 60 años y con enfermedades de base, los ausentes en el Congreso Nacional

Pese a las disposiciones implementadas por el Gobierno para tratar de frenar la expansión del coronavirus, la epidemia "ha avanzado" y las reservas económicas de la micro, pequeña y mediana empresa (MiPymes) están "agotadas", por lo que han adoptado "medidas drásticas para la continuidad de sus negocios, al anunciar el cierre de sus operaciones y la suspensión de contratos con su personal", enfatiza la Canaturh.

Los empresarios turísticos de Honduras han solicitado "medidas de apoyo", con el propósito de "proteger, amortiguar, salva guardar los empleos y asegurar así la fuente de ingresos de sus colaboradores", pero hasta ahora ninguna de las ayudas económicas aprobadas por el Gobierno "ha impactado directamente y de forma integral en las economías" de ese sector, agregó.

EN RIESGO MÁS DE 200,000 EMPLEOS

"La industria sin chimenea" reconoce que "la prioridad" en este momento es "proteger el bienestar físico de las personas"; Sin embargo, considera necesario "prever estrategias y disposiciones que propicien la reactivación del turismo y su aporte en la economía del país".

El sector turismo aporta "más de un 8 %" al producto interno bruto (PIB) de Honduras y genera empleo para más de 200,000 familias, según la Canaturh.

El turismo está viviendo "la peor crisis de la historia en la industria turística nacional y mundial" y que, según estimaciones de la Canaturh, el sector tendrá un impacto directo de "aproximadamente de 3,9 % del PIB", lo cual representa más de 26.000 millones de lempira (1.050 millones de dólares).

El 97,11 % de las empresas de turismo son MiPymes, el 87,8 % son de capital local, más del 50 % tienen hasta 10 empleados y el 100 % de ellas han sido "afectadas directamente por el COVID–19", enfatizó.


"PLAN DE ACCIÓN DE EMERGENCIA"

Ante este panorama, los empresarios turísticos solicitan un "plan de acción de emergencia" para los próximos meses que les permita proteger los más de 200,000 empleos y minimizar el impacto económico en las empresas.

Además, instan a sus agremiados a "priorizar a sus empleados y tratar de evitar al máximo los despidos" o que opte por "suspensiones temporales de contratos" para evitar conflictos laborales para el empleador que pueden causar el cierre definitivo de las empresas.

También piden crear "un fondo de garantías" que respalden los créditos de las empresas turísticas con "tasas preferenciales y de largo plazo", ya que el sector logrará su recuperación hasta “entre 1 a 2 años".

La Canaturh confía en que el sector turístico "será fortalecido", a pesar de la crisis que ha causado el coronavirus.

La Prensa