Más noticias

Diputados mayores de 60 años y con enfermedades de base, los ausentes en el Congreso Nacional

El Congreso Nacional pidió a algunos legisladores no presentarse este jueves a sesión por ser factor de riesgo debido al coronavirus.

Tegucigalpa, Honduras.

Diputados asistieron esta mañana al Congreso Nacional tras varios días de ausencia, para abordar varios temas relacionadas a la crisis que enfrenta el país por el coronavirus, el cual deja ya 14 muertos y más de 200 contagiados.

También se dio a conocer que la sesión entre parlamentarios se realiza con algunas restricciones derivadas del coronavirus.

No se permitió que llegaran diputados propietarios y suplentes de Cortés, diputados mayores de 60 años, diputados médicos de profesión que han estado en contacto con positivos o sospechosos de COVID-19, diputados que sufran de enfermedades como diabetes, hipertensión o asma, por lo que cada jefe de bancada debe suplir los espacios vacíos con diputados suplentes de otros departamentos para tener quórum y aprobar los proyectos.

Ante las medidas tomadas, Enrique Yllescas, vicepresidente del Congreso Nacional y diputado del departamento de Cortés, aseveró que 'esto es una situación penosa y atentatoria contra los diputados, nos están excluyendo el derecho de ejercer la función para la cual fuimos electos'.

Camino hacia el consenso

Mauricio Oliva, presidente del Congreso Nacional, dijo este jueves que se sesiona para iniciar un camino de consenso que tiene como objetivo cuidar la economía y proteger los empleos e ingresos de cientos de miles de hondureños.

$!Foto: La Prensa

Mauricio Oliva, presidente el Congreso Nacional
“Que quede claro, lo que se apruebe hoy no es suficiente, tenemos que hacer más y vamos a hacer más, este no es solamente un tema tributario contable, es un tema de economía de mantener vivas las empresas de Honduras que a su vez mantienen los empleos del país, es un tema de supervivencia, de lucha”, agregó Oliva.

Asimismo, Oliva mencionó que hoy se tocarán temas de índole tributario que permiten un alivio, sin embargo, no son suficientes. 'Muchos empresarios aún con este alivio no cuentan con el flujo suficiente para poder pagar las planillas de abril', resaltó.

A criterio del presidente del Congreso Nacional, urge bajar el encaje legal para que la banca cuente con fondos frescos y que estos lleguen a los empresarios que no tienen cómo pagar las planillas de abril, para poder seguir sosteniendo los ingresos y alimentos de cientos de miles de empleados.

“Urge un fondo de protección solidaria para los que ya perdieron o perderán sus empleos, urge proteger la cadena alimenticia y la protección del alimento, urge flexibilidad, urgen decisiones y acciones rápidas”, finalizó Oliva.

$!Foto: La Prensa

Los principales puntos a tocar son los relacionados a la parte tributaria para salvar empleos.

Para discutir y aprobar

En el Congreso Nacional se busca discutir un paquete de medidas fiscales y económicas enviadas por el Poder Ejecutivo debido a las consecuencias que está dejando y va a dejar el coronavirus en el país.

En el paquete se solicita postergar hasta el 30 de junio de 2020 las obligaciones de declaración y pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR) sin multa ni intereses por parte de pequeños y medianos contribuyentes, de igual manera la aportación solidaria y activo neto, asimismo, la contribución del sector social de la economía, alquileres, excedentes de operaciones del sector educativo y la contribución del sector cooperativo del período fiscal 2019.

El presidente Juan Orlando Hernández dijo que “hemos decidido construir un mecanismo de alivio en el caso de que las empresas que por razón de la liquidez decidan suspender a sus trabajadores, no podemos dejarlos solos”, por lo que espera que el Congreso apruebe un alivio de 6,000 lempiras para empleados que cotizan al RAP y sean suspendidos durante la crisis.

'Yo les dije hace unos días que lo peor estaba por venir en esta emergencia tan difícil enfrentando la pandemia. Sé que existe temor, pánico, pero pidámosle a Dios paciencia, pidámosle a Dios temple, pidámosle a Dios sabiduría y pidámosle que nos dé fuerza para sobrellevar esta situación', expresó el presidente Hernández.

Relacionada: 'Proyección de coronavirus es alarmante y podríamos llegar al encierro total': Ministra de Salud

'La gente también se pregunta y se preocupa si ¿Yo iré a perder mi empleo? ¿Cómo voy a quedar con mi negocio y cómo me voy a alimentar si no tengo recursos e ingresos? ¿Qué va a pasar si mi empresa cierra? Miles de familias se preocupan, como es muy natural, cuando va a pasar la quincena, el mes y cómo llevar la comida a la casa. Por eso hemos tomado la decisión, hoy está reunido el Congreso y he conversado con el presidente Mauricio Oliva, se ha convocado y estamos privilegiando el apoyo a la micro, pequeña y mediana empresa', remarcó.

Hernández apuntó que lo que se busca es derivar el pago de impuestos hacia el futuro, inclusive reducir pago de impuestos a cambio de que se salve el empleo de los trabajadores.

El objetivo es que no se pierda ningún empleo y para eso se está dando incentivos a los empresarios, que no paguen algunos impuestos por ahora, pero que salven los empleos de los trabajadores.

Habrá algunos casos que no será tan fácil, porque las empresas no tienen liquidez, particularmente la micro, pequeña y mediana. En ese sentido, se ha construido un mecanismo y ahora solo a la espera de la autorización del Congreso para que quienes sean empleados del RAP reciban 6,000 lempiras por lo menos si es que la empresa ha suspendido a estos trabajadores. Al suspenderlos el trabajador se queda sin ingresos, pero la idea es tenerle por lo menos esa cantidad de 6,000 lempiras al mes para poderlos apoyar.