Se viene Semana Santa, promovamos el turismo interno, dice Canaturh

Las autoridades de Turismo hicieron un llamado a la calma tras conocerse la confirmación de los dos casos de coronavirus en Honduras.

Epaminondas Marinakys, presidente de la Cámara Nacional de Turismo de Honduras.
Epaminondas Marinakys, presidente de la Cámara Nacional de Turismo de Honduras.

San Pedro Sula, Cortés.

Epaminondas Marinakys, presidente de la Cámara Nacional de Turismo de Honduras (Canaturh), se mostró preocupado luego de conocerse la restricción por parte del Gobierno con relación al ingreso de viajeros de países altamente afectados por el coronavirus.

"Estamos preocupados sin duda alguna por la noticia, estamos en temporada alta y tenemos muchos vuelos que vienen de Europa y conectan con los Estados Unidos para después llegar a Honduras, ahora se han cancelado", expresó Marinakys.

"El problema no solo son los pasajeros, también la mercadería y todo lo relacionado con ello, esto podría afectar la economía nacional. Lo que estamos haciendo para suavizar la situación es promover el turismo interno, nuestra responsabilidad es eso y lógicamente seguir los protocolos mencionados por la Organización Mundial de la Salud y la Secretaría de Salud", apuntó.

El titular de Canaturh pidió a los hondureños mantener la calma y tratar de tener una vida normal, "tenemos la Semana Santa a la vuelta de la esquina, salgamos, nuestro mejor aliado tiene que ser el sol, la arena y el mar".

Estrictas medidas en aeropuertos

Aquellas personas procedentes de China e Italia y demás confirmados con pacientes positivos de COVID-19, deberán cumplir un protocolo especial a la hora de arribar al país.

De esta manera, el Gobierno busca fortalecer la fase 2 de su plan contra el virus, el cual consiste en detener la transmitibilidad (contagio masivo) del mismo en la población hondureña.

juan orlando.612(800x600)
Juan Orlando Hernández, presidente de Honduras

"Ellos (los viajeros) están obligados a declarar su condición de salud y a estar en autoaislamiento al ingresar al país, Migración dará informe de la resolución", dijo el mandatario Juan Orlando Hernández, quien añadió que "los funcionarios del Gobierno no deben salir del país, además, ya inició entrega del gel y de otros insumos dando prioridad a asilos de ancianos, escuelas e iglesias".

Hernández anunció que las medidas de prevención se estarán intensificando e incluirá una inversión de 643 millones de lempiras para equipo médico, insumos, traje de protección, hospitales móviles, respiradores mecánicos, remodelación de salas, camas, indumentaria y contratación de personal, inicialmente.

Confirmación de casos

La ministra hondureña de Salud, Alba Consuelo Flores, confirmó ayer miércoles los primeros dos casos de coronavirus, convirtiendo a Honduras en el tercer país de Centroamérica con personas contagiadas.

alba.312(800x600)
Alba Consuelo Flores, ministra de Salud

"La secretaría de Salud por medio del laboratorio nacional de virología ha confirmado mediante examen de laboratorio los dos primeros casos de COVID-19 en el territorio hondureño", anunció la ministra Alba Consuelo Flores en una comparecencia ante la prensa.

Añadió que el primer caso es de una hondureña de 42 años en estado de gestación, quien ingresó al país el 4 de marzo por el aeropuerto Toncontín de Tegucigalpa en un vuelo procedente de España. "En este momento (la paciente) se encuentra hospitalizada, clínicamente estable", aseveró.

El segundo caso es el de una mujer de 37 años que ingresó al país el 5 de marzo por el aeropuerto Ramón Villeda Morales de la norteña ciudad de San Pedro Sula en un vuelo procedente de Suiza.

La paciente "presenta un cuadro clínico de enfermedad leve y ha permanecido en aislamiento domiciliario con vigilancia médica desde su ingreso al país", subrayó.

La ministra explicó que el personal de Salud aplicó los protocolos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) una vez detectados los casos sospechosos. Flores recordó que el Gobierno había anticipado que a pesar de todas las medidas de precaución que estaba tomado y debido a la propagación acelerada se esperaba que el virus llegaría en cualquier momento a Honduras.

La Prensa