Honduras y Nicaragua acuerdan proteger a migrantes extranjeros del coronavirus

El canciller hondureño, Lisandro Rosales se reunió con su colega nicaragüense, Denis Moncada, en la frontera común de Guasaule.

VER MÁS FOTOS
(Foto archivo) Los marineros hondureños que llegaron en las últimas horas al país esperan a que los miembros del Comité Permanente de Contingencia Hondureño (COPECO) hagan una prueba para detectar el nuevo coronavirus frente a una estación de policía en Tegucigalpa el 18 de marzo de 2020.
(Foto archivo) Los marineros hondureños que llegaron en las últimas horas al país esperan a que los miembros del Comité Permanente de Contingencia Hondureño (COPECO) hagan una prueba para detectar el nuevo coronavirus frente a una estación de policía en Tegucigalpa el 18 de marzo de 2020. /

Tegucigalpa, Honduras.

Honduras y Nicaragua acordaron este miércoles unir esfuerzos para proteger del coronavirus a los migrantes africanos, haitianos y de otras nacionalidades que cruzan por sus territorios irregularmente con rumbo a Estados Unidos.

"Es nuestra responsabilidad hacer lo necesario para preservar la vida de los ciudadanos, y si lo hacemos como región podremos lograr mejores resultados", declaró el canciller hondureño, Lisandro Rosales, tras reunirse con su colega nicaragüense, Denis Moncada, en la frontera común de Guasaule.

Miles de africanos, venezolanos, ecuatorianos, haitianos, cubanos y de otras nacionalidades emprenden una larga travesía con destino a Estados Unidos en busca de mejores condiciones de vida.

LEA: Exigen liberación de migrantes detenidos en riesgo por el COVID-19

A las corrientes se suman hondureños, salvadoreñños, guatemaltecos y mexicanos que desafían la política antimigratoria del presidente estadounidense Donald Trump, quien ha militarizado la frontera con México para impedir su ingreso.

Rosales dijo que uno de los acuerdos con Nicaragua es prestar servicios de seguridad y atención de emergencia sanitaria a los migrantes con el objetivo de frenar la propagación del COVID-19.

El encuentro se produjo luego de que Panamá y Costa Rica acordaron permitir un tránsito controlado de migrantes que llegan al país canalero en su ruta migratoria a América del Norte.

Panamá dijo no tener condiciones para contener a unos 2.600 migrantes extranjeros, en momentos que la mayoría de los países centroamericanos tiene cerradas sus fronteras como parte de las medidas sanitarias contra el nuevo coronavirus,

La Prensa