Más de 160,000 estudiantes reprobaron el año escolar

La mayoría de los aplazados tienen la oportunidad de recuperarse en “la escuelita”.

Estudiantes llegaron ayer a matricularse al TPA.
Estudiantes llegaron ayer a matricularse al TPA.

TEGUCIGALPA.

Desde ayer, decenas de padres de familia junto con sus hijos llegaron a los centros para matricularlos en el Programa Todos Podemos Avanzar, ya que reprobaron el año escolar.

Informes preliminares de Educación indican que hasta el 27 de noviembre, 161,950 estudiantes perdieron el año escolar, de los cuales 2,389 son de educación media; 88,854 son de séptimo a noveno; 34,776 de cuarto a sexto grado y 35,931 de primero a tercer grado, lo que equivale al 9% de la población que se matriculó a inicio de año.

En 2018 reprobaron unos 120,000 estudiantes, o sea que en 2019 habrían perdido el año 40,000 más.

Este año el número de aplazados es mayor por la situación atípica que se vivió en el sistema Con la pérdida de clases.

José Luis Cabrera,funcionario de Educación

Después del TPA, en febrero, las autoridades informaron que los aplazados fueron 93,124.
José Luis Cabrera, director de Currículo de Evaluación de la Secretaría de Educación, dijo que la cifra de 161,000 podría subir porque aún no han llegado los resultados de colegios que aplicaron las recuperaciones la semana anterior.

LEA: Unos 2,500 maestros se someterán a las entrevistas para optar a plazas

“Es preocupante la cifra de tercer ciclo, porque es la más vulnerable y es a la que debemos prestarle atención. En términos de porcentajes parece poco, pero son 88,000 jóvenes entre edades de 12 a 16 años que han perdido hasta este momento su año escolar”. Cabrera lamentó que 10,000 niños no hayan pasado su primer grado.

La cifra de aplazados podría subir porque aún falta procesar las calificaciones de más de 530,000 alumnos. La deserción escolar es de 82,000 estudiantes, unos mil más que 2018.

Oportunidad

Para que los reprobados tengan una oportunidad de pasar el año está el TPA. Según el calendario educativo, del 2 al 6 de diciembre serán las matrículas en los centros educativos asignados por las direcciones departamentales.

“El objetivo del TPA es que los jóvenes permanezcan en el sistema educativo”, recordó Cabrera.Las clases comienzan el próximo 15 de diciembre.

Las cifras señalan que en 2015 los aplazados fueron 53,907, el siguiente año fueron 62,312, en 2017 se registra una cifra de 80,732 y el año pasado de 93,124. Estos son números finales después de que los alumnos pasaran el programa TPA.