Más noticias

Doce meses dura viacrucis para una pensión en el IHSS

Las pensiones actuales oscilan entre 1,500 y 6,000 lempiras

Para que sean más altas, deben elevarse los techos de cotización, recomiendan sus autoridades
Para que sean más altas, deben elevarse los techos de cotización, recomiendan sus autoridades

Tegucigalpa, Honduras.

Desde el pasado 8 de enero, Florinda del Carmen García comenzó sus trámites en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), para gozar de su ansiada jubilación, pero a casi 10 meses no le han resuelto su solicitud.

Esta veterana maestra de 60 años no sabía que un trámite de jubilación tarda entre 10 y 12 meses en el Seguro, según confirmaron autoridades del hospital de especialidades.
Antes, ese trámite no pasaba de dos meses, pero debido al extravío de documentos, el proceso lleva ahora casi un año, dijo en una entrevista a LA PRENSA el gerente del Régimen de Previsión Social del IHSS, Víctor Martínez.

LEA: Interventora del IHSS no tocará fondos que se cotizaban al RAP

Florinda del Carmen García sufre una severa afección en su garganta producto del daño que le causó la tiza y el alcohol de los marcadores que usó para apoyar el desarrollo de sus lecciones en las aulas de clase, las que impartió en la mayoría de su vida profesional en la comunidad de Las Trojes, El Paraíso, frontera con Nicaragua.

Claves para las pensiones
1.
Pensión por viudez: La viuda tiene derecho a una petición vitalicia igual al 40% de lo que recibía el pensionado o a la que tendría derecho.
2.
Suspensión de pensión: Si la viuda contrae matrimonio, solo tendrá derecho a recibir por única vez la suma de 12 mensualidades de la pensión que esté obteniendo.
3.
Pensión por ascendencia: En el caso que no exista cónyuge ni huérfano, se dará una pensión a los padres en un equivalente de 20% de lo que estuviese recibiendo el asegurado
4.
Ayuda fúnebre: Este beneficio se le otorga a la persona que asumió los gastos fúnebres, para lo cual deberá presentar comprobantes a favor del asegurado directo
5.
Pensión por invalidez: Este derecho se adquiere cuando el trabajador pierde el 65% de su capacidad laboral o más, debido a cualquier causa de origen no profesional.
6.
Número de cotizaciones: Para una pensión por invalidez, el beneficiado debe acreditar 36 cotizaciones en los últimos seis años, en el caso que esta sea por causa de enfermedad común.



Cálculo de las jubilaciones. Muchos derechohabientes se crean enormes expectativas con el monto de su jubilación, porque desconocen el tortuoso sistema que se utiliza para calcular el valor de la pensión que recibirán por el resto de sus vidas.

En primer lugar, los futuros pensionados del Seguro Social deben tener claro que su jubilación no se calcula con base en el salario que tenían en la última empresa donde trabajaron, sino en relación al techo bajo el cual cotizaron. En todo caso, la pensión no puede pasar del 80% del techo de cotización, explicó Martínez.

Por ejemplo, el techo actual de cotización es de 9,326.42 lempiras, lo que indica que el pensionado no podría aspirar a más de 7,460 lempiras.

Pero para lograr una jubilación de esa magnitud tendrían que concurrir una serie de criterios.
Hay dos requisitos básicos para optar a los beneficios de una pensión que son: tener una edad de 65 años para el hombre y 60 años para la mujer.

Techos IHSS web(1)(1024x768)

En ambos casos se debe acreditar un mínimo de 180 cotizaciones al régimen de Previsión Social o Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) como se llamaba antes de 2015.

Monto de la pensión.

Según Martínez, el monto de la pensión del afiliado estará determinado por el esfuerzo de ahorro que hizo el trabajador en su vida laboral.

Entre más alto es el techo de cotización, la pensión será más elevada.
Martínez explicó que para determinar el monto de una pensión, también hay otra serie de parámetros que inciden en el cálculo.

Los parámetros más relevantes son: edad de retiro, número de cotizaciones en el momento de pedir la pensión (mínimo 180 cuotas), y el Índice de Protección al Consumidor (IPC) del Banco Central de Honduras (BCH) que esté vigente en el momento que se hace la petición.

fp-seguro-211019 (14)(800x600)
Los jubilados que decidan seguir recibiendo los servicios de salud del Seguro Social tienen que cotizar sobre el valor de sus pensiones.

Martínez explicó que una persona pudo haber trabajado más tiempo que otro afiliado y eso no significa que tendrá una pensión mayor, porque todo depende de los parámetros mencionados.

El funcionario añadió que cuando se hace una solicitud, ellos empiezan a realizar el cálculo sobre salarios actualizados, es decir, basados en el IPC del BCH que esté vigente.

Esa actualización puede ser, respecto al salario que tenía un afiliado en 1972, fecha en que se comenzó a cotizar al Seguro Social, explicó Martínez.

En aquel tiempo, el techo de cotización eran 600 lempiras, pero al actualizarlo, ese monto puede oscilar entre 29,000 y 30,000 lempiras, dijo.

Martínez explicó que también cuenta para que las pensiones sean mayores, que los afiliados sigan cotizando después de los 65 años, porque a partir de allí sus aportaciones tienen un valor mayor, para efectos del cálculo.

fp-seguro-211019 (1)(800x600)
Adultos mayores en ventanillas del IHSS.

El funcionario expresó que por efectos del aumento de los techos de cotización, el Seguro está pagando actualmente pensiones promedios que fluctúan entre 3,200 y 3,400 lempiras.
Igualmente, el rango general de las pensiones oscila entre 1,500 y 6,000 lempiras.

El Seguro Social, no solo otorga pensiones por vejez, sino también por otras causas como la invalidez y ayuda a los familiares, si el afiliado fallece.

Pensión por invalidez.

Para tener derecho a este tipo de pensión, se requiere demostrar esa condición de discapacitado y el número de cotizaciones.

En este caso, para una pensión de invalidez común los requisitos son acreditar un mínimo de 36 cotizaciones anteriores a la declaratoria de la invalidez.

Dato
Las cotizaciones para efectos de jubilación de un afiliado del IHSS, comenzaron a efectuarse a principios de 1972, 13 años después de su creación.

Si es un accidente común, entonces se tiene que acreditar ocho cotizaciones en los dos años anteriores a la declaratoria de la discapacidad.

Un accidente común se entiende como un evento que no tenga nada que ver con la actividad laboral del afiliado como una enfermedad cardiaca, cerebral o similar, y puede ocurrir fuera del área de trabajo.

La otra invalidez que causa pago de pensión es la de Riesgos Profesionales y esta tiene que ser declarada por una Comisión Técnica de Invalidez que tiene el Seguro Social. En este caso, el afectado debe estar cotizando, sin importar la antigüedad.

Pensión a familiares.

Cuando el afiliado fallece, los derechos de este pueden pasar a la esposa y los hijos menores de 14 años.

En este caso, el Seguro Social verifica si el fallecido tenía derecho a una pensión por vejez, y si el análisis es positivo, esta se extiende al cónyuge.

Dato
De acuerdo con el Régimen de Previsión Social, el 40% del valor de las jubilaciones por vejez se obtiene en los primeros cinco años de cotización.

En el caso de que el fallecido hubiese tenido menos de 65 años de edad, pero cumplía con el mínimo de 180 cotizaciones, también se hace el análisis de varios criterios y en muchos casos este beneficio se extiende a la familia.

Joven sin esposa.

En el caso de un afiliado joven, que no tenga esposa, ni la edad de 65 años y no haya cotizado las 180 cuotas, los padres pueden obtener una pensión denominada por ascendencia.

En todo caso, el monto de las pensiones anteriores se determinará por los resultados que arrojen los análisis que se hagan para tal efecto.