Más noticias

Diputados confrontados tras reforma a la Ley Orgánica, vista como inmunidad parlamentaria

Según el texto de reforma, los diputados no podrán ser objeto de ninguna responsabilidad por su trabajo legislativo.

El diputado nacionalista Mario Pérez en el cuadro grande; el congresista Luis Redondo, cuadro pequeño. Fotos de archivo.
El diputado nacionalista Mario Pérez en el cuadro grande; el congresista Luis Redondo, cuadro pequeño. Fotos de archivo.

Tegucigalpa, Honduras.

Un nuevo zipizape verbal se ha iniciado este jueves después de que anoche se aprobaran dos dictámenes, uno referente a los fondos departamentales del que disponen diputados miembros del Congreso Nacional y otro -el más polémico- el que reforma la Ley Orgánica del Legislativo, este último catalogado e interpretado como el retorno de la inmunidad parlamentaria.

El diputado Mario Pérez, miembro del Partido Nacional, dijo este día que "es falso que se haya aprobado inmunidad para los diputados (...) esta reforma es de vital importancia para los diputados ya que sin protección un legislador no puede ser objetivo, y justo, al promover iniciativas de ley".

Con la aprobación de reformas a la Ley Orgánica, diputados del Congreso Nacional tendrán total libertad de poder ejercer sin temor su función Legislativa

Mario Pérez, diputado del Partido Nacional

El Congreso Nacional con 86 votos a favor aprobó reformas a su Ley Orgánica.

"Con la aprobación de reformas a la Ley Orgánica, diputados del Congreso Nacional tendrán total libertad de poder ejercer sin temor su función Legislativa", indicó Pérez.

Es otro pacto de impunidad (...) yo no ocupo ninguna inmunidad

Luis Redondo, diputado opositor

Pérez dijo que ahora los diputados no tendrán ningún tipo de temor de ser agredidos físicamente, cuestionados o procesados legalmente por su condición de legisladores; así como por sus opiniones y posiciones estrictamente legislativas, basándose en lo que establece el decreto aprobado.

Diputados opositores

Algunos diputados opositores indicaron que nunca conocieron el contenido de los dictámenes y que se trató de un acuerdo entre las bancadas del Partido Liberal y el Partido Nacional, exceptuando al parlamentario liberal Darío Banegas que votó en contra de reformar la Ley Orgánica.

Nunca nos dieron los documentos. A mí me preguntaron los medios de prensa que qué se aprobó y no supe qué responder.

Jorge Cálix, diputado de Libre

"En síntesis es otro pacto de impunidad, se está legalizando dentro de la ley orgánica el hecho de que los diputados puedan tener prácticamente una inmunidad. Yo no ocupo ninguna inmunidad", expresó el opositor Luis Redondo, quien votó en contra.

Jorge Cálix, del Partido Libertad y Refundación (Libre), expresó que "no sabemos no porque no pongamos atención, sino porque nunca nos dieron los documentos. A mí me preguntaron los medios de prensa que qué se aprobó y no supe qué responder. Simplemente les dije: no sé".

LEA: Diputados hondureños aprueban la inmunidad parlamentaria

Con 88 votos a favor, el Congreso Nacional aprobó sorpresivamente anoche una reforma a la Ley Orgánica del Congreso Nacional mediante la cual se reactiva la inmunidad parlamentaria de los miembros de ese poder del Estado en asuntos estrictamente relacionados a su función legislativa.

Se trata de una enmienda por adición al artículo 10 de la Ley del Poder Legislativo que en lo sucesivo establece que los parlamentarios no serán responsables penal, civil o administrativamente por su labor parlamentaria.

Decreto aprobado con dispensa de dos debate

El decreto, aprobado con la dispensa de dos debates, añade que contra la función legislativa únicamente procede la acción de la inconstitucionalidad establecida en el artículo 184 de la Constitución de la República.

El proyecto explica que se entiende por función legislativa el proceso de elaboración, lectura, discusión, aprobación y firma de proyectos de ley, así como dictámenes y decretos. Asimismo, la lectura, discusión y aprobación de actas y sus respectivas reconsideraciones.

También se considera como parte de la función legislativa la participación y votaciones en el pleno, participación, votación y firmas en las comisiones de dictámenes y de estilo, o emisión de votos particulares.

La presentación de mociones, manifestaciones escritas o verbales, procesos de rectificación y corrección de la ley en sus publicaciones y resoluciones legislativas y otras acciones derivadas de la función en el proceso legislativo.

¿Qué dice el decreto de reforma?

El decreto establece “que la función legislativa es inviolable e indelegable, consecuentemente cualquier acción en el ejercicio de la misma no acarrea ningún tipo de responsabilidad penal, civil y administrativa de los diputados que participan en dicho proceso parlamentario”.

Lo anterior sin perjuicio de lo establecido en el artículo 205 numeral 3 de la Constitución de la República, siendo el pleno del Congreso Nacional el órgano competente que debe valorar cada caso completo y la consecuencia de la infracción, según la modificación del decreto 363-2013, atinente a las funciones del Congreso.

La comisión indicó que se ampararon en un derecho universal

En sus considerandos, la comisión de dictamen señaló que siendo un principio y derecho universal de los parlamentarios en los estados democráticos del mundo, es indispensable proceder a establecer la protección jurídica parlamentaria en la función de crear las leyes.

El secretario del Congreso Nacional Tomás Zambrano aclaró que no se busca crear una coraza de impunidad alrededor de los diputados, sino proteger su labor legislativa de crear, decretar, reformar e interpretar las leyes.

Ilustró que en la mayoría de países del mundo y de Latinoamérica existe la figura que ampara a los diputados para no ser responsables ante autoridad u órgano jurisdiccional alguno por las opiniones y votos que emiten en el ejercicio de sus funciones.

La inmunidad parlamentaria fue eliminada en 2003 durante la presidencia de Ricardo Maduro y siendo titular del Congreso Nacional Porfirio Lobo Sosa, quien a la postre se convirtió en jefe de Gobierno.