Más noticias

El BID presta a Honduras $59 millones para reducir la pobreza

En los últimos años, Honduras "no ha logrado reducir sus niveles de pobreza de manera sostenida", enfatizó el BID,

90, mil personas viven en los bordos de San Pedro Sula. La mayoría de los hogares cuentan con cinco personas por casa y muchos viven en haciamiento.
90, mil personas viven en los bordos de San Pedro Sula. La mayoría de los hogares cuentan con cinco personas por casa y muchos viven en haciamiento.

Tegucigalpa, Honduras

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó este miércoles un préstamo por 59,5 millones de dólares a Honduras para reducir la pobreza extrema, que afecta al 38,7 % de los hogares, y mejorar la sostenibilidad del gasto en protección social.

Los fondos aprobados por el BID apoyarán la adopción de políticas que permitan reducir la pobreza extrema en los hogares hondureños, indicó el BID.

Esa reducción de la pobreza se hará a través del diseño e implementación de políticas dirigidas a "mejorar la sostenibilidad financiera y la eficiencia del gasto en protección social redistributiva del país", añadió.

Vea: Cambio climático lastra lucha contra la pobreza rural en Honduras

El banco multilateral señaló que estas reformas pondrán énfasis en la "formación de capital humano de niños y adolescentes, la consolidación de la oferta de servicios básicos de salud y educación que permitan complementar los programas redistributivos existentes".

Además, el fortalecimiento de la gobernanza en la gestión de la información y capacidad de coordinación en el sector social del país centroamericano.

El crédito, añadió el BID, busca "reducir la incidencia de la pobreza extrema en el país a través del apoyo a reformas en tres áreas de política pública".

Sostenibilidad financiera

Los recursos contribuirán a mejorar la sostenibilidad financiera y eficacia de los programas de protección social garantizando la financiación adecuada de los programas que han demostrado "tener un impacto positivo en la acumulación de capital humano eliminando la duplicación de funciones y mejorando los mecanismos de focalización que permiten que dichos programas lleguen a los hogares con mayor pobreza extrema", señaló el Banco.

Además, apoyará la consolidación de la oferta de servicios básicos de salud y educación a la población más pobre, con el fin de garantizar su continuidad y mejorar su calidad.

El préstamos también permitirá mejorar la coordinación interinstitucional del sector social facilitando el flujo de información entre actores del Estado que trabajan con la población pobre extrema, con el objetivo de que esos programas realicen "una labor más eficiente al conocer mejor tanto a sus beneficiarios como los beneficios que estos reciben".

La economía hondureña ha sido una de las más dinámicas de América Latina y el Caribe con un crecimiento anual promedio de 3,7 % entre 2010 y 2017, pero en la actualidad muestra "un menor dinamismo debido a la desaceleración de las principales actividades productivas y a las variaciones en los precios de materias primas", destacó el BID.

Señaló además que Honduras también enfrenta grandes retos sociales "por sus altas tasas de pobreza y desigualdad".

En los últimos años, el país "no ha logrado reducir sus niveles de pobreza de manera sostenida", enfatizó el BID, que indica que en 2018 el 61,9 % de los hogares vivían por debajo de la línea de pobreza, el 38,7 % de ellos en pobreza extrema.

Los 59,5 millones del crédito están compuestos por un préstamo de capital ordinario de 20,8 millones con un periodo de amortización de 20 años y 5,5 de gracia, y otro de 38,6 con 40 años de plazo y una tasa de interés del 0,25 %. EFE