Más noticias

BID pide generar más empleo, educación y salud

Autoridades del BID destacan la promoción de programas de transferencias monetarias en el país.

Decenas de hondureños salen a diario en busca de un empleo.
Decenas de hondureños salen a diario en busca de un empleo.

Tegucigalpa, Honduras.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) defendió en Honduras la promoción de los programas de transferencias monetarias para reducir la pobreza y destacó la importancia de generar empleo y fortalecer la educación y la salud.

“Hemos hecho muy bien las transferencias condicionadas, aquí se llama Bono Mejor, pero el próximo paso es generar empleo y mejorar la educación y la salud”, dijo el representante del BID en Honduras, Eduardo Almeida, en entrevista con Acan-Efe en Tegucigalpa.

Almeida, de nacionalidad brasileña, dijo que los llamados programas de transferencias económicas condicionadas han demostrado que son un ejemplo de seguir para reducir la pobreza.

“Las transferencias con condiciones son un instrumento muy efectivo para sacar a la gente de la pobreza, especialmente, en motivar a los niños que vayan a la escuela y que las familias puedan acceder al servicio de salud”, enfatizó.

No obstante, Almeida insistió en que el Programa de Transferencias Condicionadas Bono Vida Mejor que promueve el Gobierno de Honduras requiere “trabajar en la generación de empleo” y “reforzar los sistemas de educación y de salud para que los servicios sean buenos, universales y que todos tengan acceso”.

El 60 por ciento de los más de 9 millones de hondureños viven en pobreza y 40 por ciento en pobreza extrema, señaló el representante del BID.

El impacto de las transferencias económicas es de “largo plazo”, subrayó, y aseguró que en los próximos años “se va a invertir cada vez más en generación de empleo”.

El objetivo de esta iniciativa en Honduras, apoyada por el BID y otros organismos internacionales, es mejorar la nutrición, la escolaridad y el uso de los sistemas preventivos de salud entre las personas que viven en condiciones de pobreza y extrema pobreza.

Almeida destacó la importancia de buscar “una intervención integral y logística para que las familias puedan, a través del aumento del ingreso y la educación, salir de la pobreza de forma definitiva”.

Accesos a los servicios

El Bono Vida Mejor que concede el Gobierno de Honduras “ha sido súper exitoso”, ya que ha permitido que las personas pobres mejoren sus condiciones y el acceso de los niños a la educación y servicios de salud, añadió.

Según un estudio del BID divulgado en marzo pasado, la pobreza en Honduras se redujo en 12,2 por ciento gracias al Bono Vida Mejor, ya que “bajó de 71,8 por ciento a 59,6 por ciento”.

Eso indica que un total de 30.000 hogares salieron de la pobreza extrema gracias a la entrega del Bono de Vida Mejor, entre 2016 y 2017, señala el estudio del BID.

Destaca además que de no entregarse el bono, la pobreza extrema habría aumentado a nivel nacional en 4,1 por ciento.

Almeida señaló que, además de reducir la pobreza, Honduras afronta el desafío de mejorar la lucha contra la corrupción y la transparencia.

Es necesario “juntar todos los esfuerzos para reducir la pobreza y mejorar la gestión de transparencia basada en hechos reales para sacar a la gente de la pobreza y aumentar las inversiones privadas al país”, enfatizó.

Agregó además que el BID apoya a Honduras en la “facilitación de trámites vía electrónica”, lo cual, dijo, “es fundamental” para simplificar los trámites.

Almeida destacó que en los últimos años Honduras ha reportado “una mejora significativa de la macroeconomía” gracias a un “esfuerzo significativo” en la ejecución del gasto público.

“Hoy el país está muy bien tanto así que el BID aumentó el aporte qué da a Honduras (…), por lo tanto, hoy tenemos muchos más recursos para poder invertir en el país, ahora tenemos alrededor de 1.200 millones para los próximos cuatro años”, explicó.

Otro desafío de Honduras es “cómo hacer para que se tenga más espacio para inversión privada”, aseguró, y señaló que la imagen del país centroamericano en el exterior “es muy mala”.

Almeida resaltó que, tras permanecer dos meses en Tegucigalpa, ha logrado observar que Honduras “tiene muchas cosas positivas”, pero considera necesario “utilizar esta misma energía y enfoque para lograr una reducción de la corrupción y la pobreza”. EFE