Dramática identificación de los 27 pescadores fallecidos

Las autopsias fueron realizadas por nueve expertos en medicina forense, trasladados a la región donde permanecen los cuerpos .

VER MÁS FOTOS
Decenas de familiares y amigos de los 27 pescadores fallecidos en el naufragio fueron llegando en lanchas desde Puerto Lempira, a la barra de Caratasca, a unas tres millas, esperando los cuerpos que fueron llevados a la playa tras ser trasladados en una embarcación desde la zona de Cayo Gorda, donde sucedió el percance. Fotos AFP
Decenas de familiares y amigos de los 27 pescadores fallecidos en el naufragio fueron llegando en lanchas desde Puerto Lempira, a la barra de Caratasca, a unas tres millas, esperando los cuerpos que fueron llevados a la playa tras ser trasladados en una embarcación desde la zona de Cayo Gorda, donde sucedió el percance. Fotos AFP

Puerto Lempira.

Familiares de los 27 pescadores fallecidos en el naufragio de una embarcación en La Mosquitia llegaron ayer jueves a identificar los cuerpos, en medio de dramáticas escenas de dolor.

Los familiares fueron trasladados en lanchas desde Puerto Lempira, cabecera del departamento de Gracias a Dios -donde se encuentra La Mosquitia- a la barra de Caratasca, a unas tres millas.

Los cadáveres fueron traídos desde Cayo Gorda, donde sucedió el naufragio, y llevados a la playa de la barra.

Las autopsias fueron realizadas por nueve expertos en medicina forense.

La embarcación Waly, de 70 toneladas, salió de Puerto Lempira hacia el cabo Gracias a Dios con 88 personas a bordo tras expirar la veda de la langosta, y zozobró por causas aún bajo investigación.

LEA: "Estuve flotando desde las 2 hasta las 7 de la mañana en una tabla": relato de sobreviviente

Sobrecarga. Los 27 cuerpos como los 55 sobrevivientes fueron trasladados a Puerto Lempira, mientras continúa la búsqueda de seis desaparecidos.

También fueron trasladadas 49 personas rescatadas de otro naufragio que se registró horas antes, en el que no hubo víctimas gracias al auxilio de una embarcación.

Según pescadores de la región, la tragedia pasó porque la embarcación iba sobrecargada de buzos y cayuqueros.

zc-mosquitia-050719 (9)(800x600)
Las escenas de dolor en madres, esposas, hijos y hermanos conmovían a periodistas, personal militar y a los forenses que llegaron a realizar las autopsias.

Estas embarcaciones solo tienen capacidad para 30 o 40 personas, pero las sobrecargan para aprovechar el viaje mar adentro.

Cada buzo gana cerca de 25,000 a 30,000 lempiras, unos 1,250 dólares, por la pesca que realiza durante unos quince días.

Sin embargo, pescar langostas es un trabajo arriesgado que ha dejado a miles de misquitos lisiados por haberse sumergido a grandes profundidades en el mar sin el equipo de protección necesario.