"Estuve flotando desde las 2 hasta las 7 de la mañana en una tabla": relato de sobreviviente

Ciento cuarenta personas fueron rescatas en alta mar; 27 son los fallecidos.

Uno de los sobrevivientes que relató su experiencia al llegar a la Base Naval de Caratasca.

Gracias a Dios, Honduras.

La tarde de este jueves llegó el primer grupo de buzos que fueron rescatados ayer en alta mar. En total son 140 los rescatados, quienes hicieron honor al nombre de su departamento de origen cuando llegaron a la Base Naval de Caratasca, en La Mosquitia hondureña.

A pesar del poco español que hablan, ya que su lengua materna es miskito, la frase que más se escuchaba entre los sobrevivientes es "Gracias a Dios estamos bien".

Simon Haylock, quien tiene más de 10 años de dedicarse a las labores de pesca, dijo que este es el primer accidente que le ocurre en aguas abiertas. El hundimiento del barco Capitán Waly ocurrió pasadas las 12:00 am, por lo que la mayoría de la tripulacíon descansaba en ese momento.

Lea: Llegan primeros hondureños sobrevivientes del naufragio en La Mosquitia

"No me acuerdo (cómo ocurrió), estaba durmiendo y se dio vuelta el bote", relató Haylock, y explicó que se puso a nadar para salvar su vida. Posteriormente "estuve flotando desde las 2 de la mañana hasta las 7 de la mañana en una tabla".

Screenshot_2.780(1024x768)
Familiares aguardaban a la espera de los sobrevivientes.

La situación fue similar para los demás buzos. Muchos de ellos buscaron resguardar su vida subiéndose a la embarcación cuando esta ya estaba volteada y hundida en casi un 90%.

Según los relatos de la mayoría de sobrevivientes el oleaje estaba calmado, por lo que se descarta que las condiciones climatológicas hayan incidido en el hundimiento del barco pesquero. "El mar estaba "calmito" (calmado) y se dio vuelta de la nada el bote", dijo uno de ellos, al tiempo que agradecía a Dios por vivir para contar su trágica experiencia.

Además: Dramática imagen muestra la tragedia de los 27 misquitos muertos

Otro pescador que se identificó como Axel relató que solo recuerda cuando el Capitán Waly se estaba hundiendo. "Nadamos encima del barco... tiempo bueno, ni olas y nada", dijo en su poco español el hombre que tiene cinco años de dedicarse a la pesca.

Deynes, otro misquito sobreviviente, coincidió: "el bote se hundió, el mar estaba calmito, yo estaba durmiendo. En esa hora no pensaba en nada, solo en Dios... pensé que él me salvaba".

500559-01-02(1024x768)
Escenas de dolor se vivieron en La Mosquitia cuando llegaron los cuerpos de los fallecidos.

Los relatos de los sobrevivientes indican que la embarcación habría excedido su capacidad para transportar personas, sin embargo, serán las autoridades hondureñas que investigarán las causas del naufragio.

Yimbris Jesús Patín es otro de los hondureños que recibió una segunda oportunidad en la vida.

"Cuando me estaba hundiendo yo le decía a Dios que me diera una oportunidad y que haría más trabajo para él", contó. Agregó que nadó por más de ocho horas luchó contra el oleaje para sobrevivir; "aún me siento mareado y me duele la rodilla", expresó.

El primero grupo de rescatados llegó a la Base Naval de Caratasca, adonde reciben atención médica por las lesiones que recibieron durante su odisea. Todos ellos coincidieron en que a ninguna le había pasado una situación como la del hundimiento del Capitán Waly.

El miércoles se registraron dos naufragios en el Caribe de Honduras; en el primero se rescataron a todos los tripulantes de la embarcación Miss Francely, pero en el segundo solo pudieron ser rescatados 55, mientras que 27 murieron ahogados y 9 desaparecieron.

El pasado 30 de junio terminó la veda y el 1 de julio inició la temporada de pesca de langosta y pepino de mar en el Caribe hondureño.