18/06/2024
09:05 PM

Decomisan fruta a famoso artista en aeropuerto de República Dominicana

  • 16 enero 2024 /

“No es a él ni a nadie en específico, es a todo el mundo”, dijo en su momento el ministro dominicano de Agricultura, Limbert Cruz, en alusión a esa incautación y subrayó: “en todos los países del mundo, cuando llegas con fruta te revisan”

SANTO DOMINGO. Evitar la llegada de plagas a República Dominicana que puedan afectar a la producción local es la razón por la que se han intensificado los controles en las entradas al país, en uno de los cuales se confiscaron la semana pasada 42 kilos de fruta y verdura al cantante español Julio Iglesias, confirmaron este lunes fuentes del Ministerio de Agricultura.

Estas inspecciones aumentaron a raíz de una incursión esporádica de la mosca del Mediterráneo, cuya presencia se ha detectado precisamente en Punta Cana (este de República Dominicana), en cuyo aeropuerto fue decomisada esa carga la semana pasada al cantante de fama internacional Julio Iglesias.

Lea aquí: Juan Luis Guerra estrenará en abril su película de animación ‘Capitán Avispa’

Cruz insistió en que a causa de la mosca del Mediterráneo se han tenido que reforzar los controles, pues, afirmó, “tenemos una alerta y tenemos una vigilancia bastante fuerte en todo el territorio nacional”.

Según se informó el pasado viernes, en la noche del miércoles el artista español, a quien en un principio no se identificó, fue sorprendido con la carga a su llegada al aeropuerto de Punta Cana en un vuelo procedente de Bahamas.

En concreto, el servicio de Inspección de Cuarentena Vegetal decomisó 42,16 kilos de frutas y verduras entre fresas, frambuesas, ‘blueberry’ (arándanos o moras azules), ‘cherry’, tomate, remolacha, apio, frijol, espinaca, lechuga, hongos y rúcula.

El mismo viernes fuentes del Ministerio de Agricultura explicaron a EFE el riesgo que la introducción de estos artículos representa para la producción agropecuaria de República Dominicana, por lo que se trabaja para detectar plagas que puedan entrar en el país y se han reforzado los controles en puertos, aeropuertos y fronteras.

De esta forma, se protege la producción local de plagas y se evita que los socios comerciales pongan restricciones a los artículos dominicanos.