Kim Kardashian obtiene una orden de alejamiento contra el hombre que le envió una pastilla del día después

Un individuo llamado Nicholas Constanza no podrá acercarse a menos de 90 metros de la estrella durante un período de cinco años

VER MÁS FOTOS
El pasado febrero, Kim Kardashian anunció su separación con el rapero Kanye West.
El pasado febrero, Kim Kardashian anunció su separación con el rapero Kanye West.

Madrid, España.

La estrella televisiva Kim Kardashian ha obtenido una orden de alejamiento contra el enésimo de sus acosadores, normalmente fans obsesivos que desean llevar su fascinación por la celebridad a niveles surrealistas y claramente inapropiados.

Tanto es así, que ahora un juez ha dictado que un individuo llamado Nicholas Constanza no podrá acercarse a menos de 90 metros de la empresaria durante un período de cinco años: todo ello después de haberse pasado en numerosas ocasiones por su casa y de haberle enviado incluso un paquete cuando menos llamativo.

Según el portal de noticias TMZ, Constanza no dudó en comprar un carísimo anillo de diamantes a fin de proponerle matrimonio a la exmujer de Kanye West, de quien se separó el pasado febrero tras varios meses de profunda crisis.

LEA: Acosador de Kim Kardashian le envía un anillo de diamantes y anticonceptivos

Por si eso no fuera suficiente, en la misma caja se incluía una píldora del día después para evitar un hipotético e indeseado embarazo, otro revelador signo de los perturbadores planes que el agresor tenía para con ella.

Asimismo, y como queda acreditado en los documentos judiciales a los que ha tenido acceso el medio, Constanza acudió en varias ocasiones a la puerta de su domicilio, entre los meses de febrero y mayo, a fin de hablar cara a cara con su ídolo y, según el testimonio de los porteros de la finca, para llevarla a cenar a un elegante restaurante.

De la misma forma, el acosador llegó a crear un certificado de matrimonio falso para seguir cultivando sus delirios para con la celebridad, a quien también habría estado hostigando continuamente en las redes sociales.

La Prensa