Angie Flores: crónica de una estrella hondureña que nació en La Academia

La hondureña ha crecido musicalmente en el reality show de Tv Azteca, un ejemplo de superación para los jóvenes.

VER MÁS FOTOS
Angie Flores es de las alumnas que más evolucionó en La Academia (foto de la izquierda -Angie de niña).
Angie Flores es de las alumnas que más evolucionó en La Academia (foto de la izquierda -Angie de niña). /

Redacción.

Fue en el mes de noviembre de 2019, cuando una niña llamada Angie Flores partió a México, un capullo que deseaba extender sus pétalos en el país azteca, sin embargo, una de esas cosas que el destino suele hacer, impidió que la hondureña ingresará entre los seleccionados al reality show de La Academia.

Esto la destruyó, la amilanó, Angie regresó a Honduras, pero el mismo destino hizo que en 24 horas volviera a México para tomar el lugar de una alumna que decidió abandonar el proyecto antes de empezar; desde allí, la oportunidad le sonrió a la hondureña.



Al lograr ingresar a La Academia, un afortunado hecho que llenó de esperanzas a la catracha se volvió también un reto para superar sus monstruos de casa, violencia doméstica, tratos de inferioridad, inseguridades y sobre todo, el miedo a sacar su potencial.

Angie la tuvo difícil pero logró romper el capullo y poco a poco liberarse, fue duro, muchos fueron testigos; concierto a concierto, la sampedrana derrumbó sus murallas mentales, rompió las ataduras del pasado y fue floreciendo.



Fueron 14 conciertos de pruebas, exigencias, en el proceso confesó sus miedos, maltratos, hasta pensamientos mal sanos y siguió adelante con una carga menos pesada.

Angie Flores se armó de coraje y dejó la inocencia de una niña, para convertirse en una mujer llena de gracia, capaz de hacer lo que se propusiera, ella cantó con el corazón, sus experiencias en Honduras le dieron la garra para interpretar y hacer que se erizara la piel a muchos con esas letras que contaban historias en su boca.

Puso de pie en tres ocasiones al jurado, y se convirtió en la favorita del público, siendo la única alumna de esta generación en ganar todos los duelos de canto. Angie se convirtió en un fenómeno viral, fue la más buscada de todos los académicos en Google y Youtube.



Sin duda, Angie ha florecido, lo tenía en su apellido, era su destino, ella ganó una renovada versión de si misma, más confianza en sus talentos; ahora solo queda verla triunfar y como hondureño, alegrarse por sus triunfos.

¡Angie Flores, la reina de Honduras!.

La Prensa