Más noticias

Estrellas del K-Pop aceptan cargos en escándalo sexual

Varias celebridades del pop surcoreano se han visto involucradas en el escándalo sexual que incluye grabaciones sexuales no consensuadas e incitación a la prostitución.

Seungri (c), miembro del grupo K-pop BIGBANG, habla a los medios de comunicación cuando llega para ser interrogarlos sobre las acusaciones por presunta incitación a la prostitución y distribución de pornografía. Foto JUNG Yeon-Je / AFP
Seungri (c), miembro del grupo K-pop BIGBANG, habla a los medios de comunicación cuando llega para ser interrogarlos sobre las acusaciones por presunta incitación a la prostitución y distribución de pornografía. Foto JUNG Yeon-Je / AFP

Seúl, Corea del Sur.

El escándalo que afecta al mundo del pop surcoreano, conocido como K-pop se cobró este jueves una nueva víctima con la retirada de una de sus estrellas, que reconoció haber visto vídeos sexuales ilegales filmados por otro cantante.

Yong Jun-hyung, de 29 años, miembro de la 'boys band' Highlight, antes llamada Beast, declaró haber visto imágenes de relaciones sexuales del cantante Jung Joon-young filmadas sin el consentimiento de sus parejas.

El artista, que también es productor y actor, "abandonará el grupo Highlight el jueves", anunció su agencia Around Us Entertainment en un comunicado.

"Yong se dio cuente a finales de 2015 que [Jung] producía contenido ilegal hablando con él por mensajería, miró las imágenes que recibió [de Jung] y tuvo con él una conversación inapropiada", según el comunicado.

Yong Jun-hyung declaró haber visto imágenes de relaciones sexuales del cantante Jung Joon-young filmadas sin el consentimiento de sus parejas

El mundo del pop surcoreano, que quiere dar una imagen de perfección tanto en lo físico como en el comportamiento de sus estrellas, está viviendo en los últimos días una ola de escándalos sexuales que, según los grupos feministas, demuestran los abusos que sufren las mujeres en Corea del Sur.

Jung Joon-young, conocido especialmente por su participación en un exitoso programa de variedades de la cadena de radiotelevisión pública KBS, así como Seungri, un miembro de la 'boys band' Bigbang, una de las más importantes del país, también anunciaron que se retiran del mundo del espectáculo.

El cantante surcoreano Jung Joon-young (c) admitió este 14 de marzo que grabó en secreto encuentros sexuales para luego distribuirlos en las redes. Foto EFE

MIRA: Lori Loughlin comparece en corte por escándalo universitario en EEUU

Mientras tanto estos dos cantantes fueron interrogados este jueves 14 de marzo por la policía por facilitar supuestamente servicios de prostitución y distribuir vídeos sexuales grabados sin consentimiento.

Jung, de 30 años, fue el primero en comparecer en la sede de la Agencia Nacional de Policía (NPA) en Seúl.

Ha admitido que grabó en secreto encuentros sexuales que mantuvo con distintas mujeres y las compartió en una sala de chat de mensajería instantánea en la que también estaba presentes varias estrellas de la industria musical, entre ellos Seungri.

Seungri, de 29 años y cuyo verdadero nombre es Lee Seung-hyun, fue el segundo en personarse hoy en la sede de la NPA por estar acusado de haber facilitado servicios de prostitución -prohibida en Corea del Sur- en una discoteca de Seúl a potenciales inversores de sus negocios en 2015.

Ya fue interrogado por este motivo el pasado 27 de febrero, cuando salió a la luz su posible delito en el marco de una investigación diferente en torno a otro club nocturno de Seúl del que Lee era relaciones públicas.

Seungri no ha admitido los cargos, pero al igual que Jung ha anunciado que deja el mundo del entretenimiento, al tiempo que sus agencias de representación informaron este miércoles de que rompían sus respectivos contratos.

Seungri esta acusado de haber facilitado servicios de prostitución, él niega los cargos. AFP

ADEMÁS: J Balvin y Selena Gómez estrenan video oficial de "I Can't Get Enough"

En el caso de Jung, no solo podría ser enjuiciado por un delito contra la intimidad sino también por distribución de pornografía, la cual también está prohibida en Corea del Sur.

El escándalo, que ha indignado a la opinión pública surcoreana, ha vuelto a mostrar el lado más sombrío de la industria del entretenimiento en Corea del Sur.

También ha enfurecido especialmente a las mujeres surcoreanas que desde el año pasado le han declarado la guerra al llamado "molka", los vídeos íntimos o de contenido abiertamente sexual que se distribuyen -y a veces se graban- sin consentimiento y se consumen ampliamente en webs del país asiático.