Más noticias

Alfonso Cuarón defiende la película ‘Roma’ y a Netflix

La cinta obtuvo la presea como mejor película de habla no inglesa en la primera entrega de premios 2019.

“Roma” y Cuarón se hicieron con dos estatuillas en los premios.
“Roma” y Cuarón se hicieron con dos estatuillas en los premios.

Madrid, España

Una de las grandes triunfadoras de la 76ª edición de los Globos de Oro fue la mexicana Roma. La película de Alfonso Cuarón logró los premios a la mejor dirección y a la mejor película de habla no inglesa. Sin embargo, eso no evitó que le hiciesen preguntas incómodas acerca de la distribución que ha hecho Netflix de la película, a la que el realizador respondió haciendo una férrea defensa para su película y la plataforma, declarando que una de las cuestiones era “injusta”.

Fue en el backstage, después de haber logrado los dos Globos de Oro, cuando un periodista le preguntó a Cuarón sobre las preocupaciones que hay dentro de las distribuidoras independientes ante la irrupción y el éxito de Netflix en la temporada de premios.

Algo, que, según varios analistas, puede significar “la muerte” de la distribución del cine independiente y el cine de autor y ensayo.

“No ha sido estreno técnico”, se defendió Cuarón, quien argumentó que “la película llegó a salas hace más de un mes y aún sigue en cartelera, es algo raro para un filme de origen extranjero”. “Creo

que es una pregunta muy injusta. ¿Por qué no haces una lista de las películas extranjeras de este año y haces una comparativa de su estreno en cines y ves cuánto tiempo han estado exhibiéndose? También mira cuántas de ellas se han visto en 70 mm y en qué territorios siguen en cartelera”, comentó Cuarón visiblemente molesto.

Varias figuras de la industria cinematográfica han mostrado su rechazo a la forma de actuar de Netflix, estrenando a la par en salas de cines y en su plataforma.

Cineastas como Quentin Tarantino o Christopher Nolan han declarado abiertamente estar en contra de la política de la plataforma.

Taquilla. Un dato, aunque ‘Roma’ haya pasado de forma comercial por salas de cines, Netflix ha prohibido que se difundan sus datos de taquilla, siendo un movimiento opaco inusual en lo que se refiere a distribución cinematográfica, ya que, en ningún mercado en el que se exhibido, incluido el español, se ha podido conocer la verdadera taquilla que ha hecho la película.