25/06/2024
04:15 PM

Más impuestos para los ricos es 'inevitable”

  • 18 noviembre 2012 /

Millonarios apoyan el plan del presidente Obama.

El expresidente de la Reserva Federal Alan Greenspan y otros veteranos responsables económicos coincidieron en que, para conseguir el esquivo pacto fiscal que evitaría que Estados Unidos recayese en una profunda recesión, será inevitable un aumento de los impuestos a las rentas altas y reducir el gasto.

El que fuera jefe de la política monetaria de Estados Unidos entre 1987 y 2006 dijo que aumentar los impuestos a las rentas superiores a 250 mil dólares tendría consecuencias negativas en los niveles de ahorro y la inversión del país, pero sería “un mal menor”, si se consigue un pacto en el Congreso que devuelva la certidumbre.

Por su parte, Erskine Bowles, codirector de la única comisión bipartidista que ha intentado consensuar medidas de reducción del déficit en este primer mandato de Barack Obama, indicó que “los impuestos a los estadounidenses más ricos van a subir, es un hecho. Lo importante será reducir el impacto en la productividad”.

La reunión de importantes figuras de la política económica organizada por la Fundación Peterson en Washington se produce precisamente el día en que la Casa Blanca inicia un nuevo intento de poner de acuerdo a demócratas y republicanos en el Congreso para que el país no caiga en el llamado “precipicio fiscal”.

Con ese nombre se designa al escenario que tendría lugar a principios de 2013, en el que se combinarían drásticos recortes del gasto con subidas de impuestos, y que podría llevar al PIB estadounidense a caer hasta un 3.5% el año próximo.

Esta catástrofe “histórica”, como coincidieron tanto Greenspan como su predecesor en el cargo, Paul Volcker, se daría si no se actúa rápidamente.