08/08/2022
06:07 PM

Más noticias

OIM presenta recetario que celebra la gastronomía miskita

Con este recetario se celebra la cocina miskita, su gente, sus raíces y sus valores, en donde se recopila los platos más representativos de la gastronomía de este pueblo indígena.

San Pedro Sula, Honduras.

En el marco del proyecto ‘Promoviendo la convivencia pacífica en la respuesta a la covid-19 para migrantes, refugiados y otras poblaciones vulnerables en Centroamérica y el Caribe’, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) lanzó la iniciativa Respiremos Miskitu.

Este proyecto, que fue cofinanciado por la Unión Europea, busca promover la convivencia pacífica en la respuesta a la covid-19 para migrantes, refugiados y otras poblaciones vulnerables en Centroamérica y el Caribe.

Con este recetario se celebra la cocina miskita, su gente, sus raíces y sus valores, en donde se recopila los platos más representativos de la gastronomía de este pueblo indígena.

Esta publicación, además de dar a conocer los sabores, ingredientes locales y estilo de vida de la comunidad miskita, también se hace valer la importancia de una Honduras inclusiva, que integre a esta zona del país con el resto de hondureñas y hondureños.

Con esta pequeña muestra de su cocina, se revela un mundo de tradición y de comunidades que con mucho orgullo celebran sus raíces, un tesoro aún por ser descubierto.

¿Cómo aporta la gastronomía a la inclusión, el desarrollo y la solidaridad? Esta fue precisamente una de las preguntas que se hizo la OIM. La respuesta es clara: la gastronomía es un importante elemento cultural que visibiliza las tradiciones y costumbres de los pueblos, que permite generar medios de vida para miles de personas de manera directa e indirecta y, cada vez más, un importante reclamo para el turismo gastronómico.

Además, las técnicas de cocina evolucionan y se fusionan con sabores de otros lugares, como una metáfora de la movilidad humana que se experimenta de manera global y que hace que millones de migrantes se mezclen y contribuyan al desarrollo de sus comunidades de destino.

En el marco de este proyecto, la OIM impulsa la campaña “Respiramos Miskitu”, que busca prevenir la discriminación, el estigma y la xenofobia, así como reforzar los mensajes de solidaridad con el pueblo miskito.

Y, por primera vez en Honduras, un documento recoge las recetas y los sabores de este pueblo indígena del departamento de Gracias a Dios, al oriente del país. A través de diferentes iniciativas y actividades, “Respiramos Miskitu” ha visibilizado la realidad y las necesidades de las personas miskitas, las que permanecen en sus tierras ancestrales y las que decidieron migrar, principalmente a otras ciudades de Honduras como La Ceiba, Tegucigalpa y San Pedro Sula.

Y la gastronomía, como se mencionó anteriormente, forma parte de este recurso que nos permite acercarnos a la cosmovisión de un pueblo que ha vivido aislado durante décadas. Porque ya es hora de que las oportunidades sean para todas y todos. Y porque, ahora más que nunca, es hora de valorar las aportaciones que las personas miskitas realizan en nuestras comunidades.

Entre las recetas que encontrará en esta publicación, están: sopa de caracol, sopa de mariscos, tapado miskitu de pescado, tank pata, pan de coco, encanelados de coco, empanadas de azúcar y queso, y queque de yuca.

Si desea obtener el recetario, puede descargarlo en el siguiente enlace.