16/06/2024
10:23 PM

Honduras con el mayor crecimiento en Latinoamérica

  • 12 octubre 2015 /

Mejora institucional yempujan la competitividad en el país

San Pedro Sula, Honduras.

A excepción de Honduras, la mayoría de los países de América Latina pierden puestos en el Reporte Global de Competitividad, publicado en por el Foro Económico Mundial (FEM), en este 2015.

El caso más crítico en la región es el de Brasil, que en 12 meses perdió 18 posiciones, al pasar del puesto 57 al 75 este año.

De acuerdo con los especialistas, el talón de Aquiles del gigante latinoamericano es el tema de corrupción que ha permeado las altas esferas políticas y le ha impedido a la mandataria Dilma Rousseff, llevar con éxito su plan de recuperación económica ante el congreso.

En la región, otra de las bajas más significativas las tiene Bolivia, que presenta una de las más grandes variaciones respeto al ranking de 2014, al caer 12 lugares. Uno de los problemas de ese país es que “tiene puestos muy precarios en los pilares de los mercados de bienes y de servicios, y una ineficiente de la burocracia gubernamental”, aseguran expertos. Siguiendo la baja de Bolivia está El Salvador.

El país centroamericano se dejó 11 lugares y de acuerdo con el FEM, la mayor dificultad del estado son los altos niveles de robo y criminalidad, que impiden hacer negocios en el país. En la otra cara de la moneda están las economías de Honduras, Uruguay y Colombia, que escalaron 12, 7 y 5 posiciones, respectivamente.

Foto: La Prensa

Fabio Moscoso, experto en comercio exterior y competitividad de la Universidad EAN, cree que la razón del gran avance de Honduras está relacionada con “la fortaleza que han adquirido las instituciones públicas y el gran desarrollo que se ha dado en materia de infraestructura”.

Ronald Arce, investigador de CLACDS de INCAE, y quién presentó los resultados regionales, estimó que “el ranking de competitividad de Honduras ha mejorado porque hay una mayor credibilidad y confianza en el sistema institucional del país, los indicadores relacionados con la confianza en gobernantes, el uso de los recursos públicos, la corrupción han mostrado mejoras importantes.

Además de estos indicadores macro, la reducción del déficit fiscal también ha favorecido la competitividad”.

Esta percepción externa favorable del país pone en entredicho los cuestionamientos públicos al gobierno y sobre la lucha contra la corrupción.

La institucionalidad es uno de los pilares del informe y muestra un avance de 17 puntos en relación a 2014.

Pero el mayor avance es el acceso a recursos financieros, donde el país subió 22 lugares y se encuentra en la posición 38.

Los analistas llaman la atención sobre las tareas pendientes.

Dentro de éstas “la número uno para los empresarios es el tema de seguridad, los costos que incurren las empresas por la inseguridad frenan la competitividad y por supuesto la calidad de vida de los ciudadanos.

Los temas macroeconómicos si bien se han presentado mejoras aun muestran trabajos pendientes, como fortalecer el desarrollo del capital humano a través de elevar la calidad de la educación, mejorar las condiciones de salud”, dice Arce.

Metodología para definir competitividad

El índice de competitividad, elaborado por el Foro Económico Mundial, estudia y califica a los 144 países en 12 pilares, que son: instituciones, infraestructura, estabilidad macroeconómica, salud y educación primaria, educación secundaria y formación, eficiencia de los mercados de los productos, eficiencia en el sector laboral, sofisticación financiera, preparación tecnológica y de los negocios, tamaño del mercado e innovación.