03/08/2022
07:15 PM

Más noticias

El costo oculto de los celulares corporativos

Contar con dispositivos más resistentes está volviéndose una necesidad de las empresas ante los altos costos que implica sus reparaciones.

Redacción

En el contexto empresarial y también para la economía de bolsillo, los costos de reparar un desperfecto de un celular pueden llegar a ser tan altos, que en algunos casos el precio supera el valor de un dispositivo nuevo, revela una informe de Cat Phones.

El reporte, que abarcó los valores de trabajo como cambios de pantalla, consideraron también los inconvenientes ocasionados cuando se deben dejar el celular en un taller de reparación por varios días.Las estimaciones de Cat Phones establecen que reparar la pantalla quebrada de un teléfono celular puede llegar a los 410 dólares (10,045 lempiras) dependiendo del modelo y la marca del dispositivo.

La compañía aplicó una encuesta en la que participaron los responsables de la adquisición de teléfonos móviles de 497 empresas europeas.

Los datos del estudio indican que el 69% asegura que se está gastando más que nunca en teléfonos provistos por las propias compañías. En tanto, más de la mitad de los consultados dijo que reparar y reemplazar dispositivos descompuestos es un problema “que crece” para sus empresas.

Diferentes instituciones en Honduras ofrecen técnicos en reparación de teléfonos móviles. Dado que el 80% de la población utiliza estos dispositivos, la carrera es clave.

Los quiebres de pantalla se encuentran entre los desperfectos más comunes en los teléfonos inteligentes, dijo Cecilia Poveda, directora de Mercadeo de Bullitt Group en Latinoamérica.

“Se trata de un accidente tan común que muchas compañías telefónicas dentro del menú de opciones ofrecen un seguro a las personas para cubrir este tipo de costos en específico que, en muchas ocasiones, pueden ser tan altos como adquirir un modelo completamente nuevo”, agregó.

De acuerdo con la investigación de Cat Phones, el 99% de los compradores de teléfonos empresariales ha tenido que lidiar con el daño provocado a los teléfonos de la compañía en los últimos tres años.De hecho, el 86% dice que el perjuicio ha sido tal que es necesario reparar o reemplazar el dispositivo de un empleado.

Entre las principales causas destacan: pantallas rotas (62%), ruptura física (47%), daño por filtración de agua (37%) y fallas provocadas por el polvo o la arena dentro del dispositivo (21%).

“La fragilidad de los teléfonos inteligentes modernos se ha convertido en un problema real. No nos debe sorprender que las empresas estén buscando dispositivos más resistentes dado los costos asociados con la reparación de los teléfonos inteligentes y el impacto negativo en la productividad cuando un dispositivo se descompone”, dijo Ben Wood, jefe de Investigación de la firma CCS Insight.Requerimientos.

Cambiar a un dispositivo resistente que se adapte a este propósito figura en la agenda de los compradores de teléfonos móviles de las empresas, revela la investigación de Cat Phones con muestra en empresas europeas. El 44% está considerando reemplazar su línea empresarial con dispositivos resistentes, mientras que un 8% ya cuenta con ellos.

Los dispositivos resistentes se encuentran entre las áreas de inversión en movilidad empresarial de más rápido crecimiento; de hecho, el 21% de los tomadores de decisiones señalan que están considerando invertir en esta área en los próximos doce meses.“En este negocio, los teléfonos sufren caídas constantemente, y los largos días de trabajo requieren la mejor duración de las baterías con la que podamos contar”, indicó Riccardo Ferree Drago, propietario de Drago Fleet, una empresa de servicio de drones.

Según los ejecutivos de Cat Phones, los usuarios pueden tener “la plena seguridad” de que un dispositivo de esa marca “reducirá la posibilidad de sufrir un desperfecto en la pantalla gracias una construcción robusta más que probada en condiciones adversas”. En el caso de Centroamérica, Cat Phones dispone los “todo terreno”: S42, S52 y S62 Pro resistentes a las caídas.