Más noticias

Empresas familiares son el 90% de las mipymes en Honduras

La tendencia es similar en otros países, incluyendo potencias.

Con una empresa familiar el reto es combinar el mundo más racional de los negocios con el mundo más emocional de la familia, sugieren expertos que han estudiado estas organizaciones.
Con una empresa familiar el reto es combinar el mundo más racional de los negocios con el mundo más emocional de la familia, sugieren expertos que han estudiado estas organizaciones.

Tegucigalpa, Honduras

Walmart, Volkswagen, Ford, Cargill y Christian Dior tienen algo en común: son empresas familiares cuya administración ha pasado por generaciones.

4,090,651
personas es la cantidad de personas ocupadas, aunque gran parte de ellas en el sector informal.

En el mundo, alrededor del 80% de las organizaciones comerciales son empresas, de estas solo tres de cada 10 llega a la tercera generación y el 60% no pasa ni a la segunda.

En Honduras, especialistas estiman que las empresas familiares representan el 90% de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes).

La mayoría está dedicada al comercio y servicios; en menor escala, en la industria y en sectores agro, turismo y servicios financieros.

“En países desarrollados como Alemania y Holanda, las medianas empresas, en su mayoría familiares, son las que dominan el mercado. Vemos muchos casos de éxito para aprender y aplicar en el país, pero primero tenemos que desarrollarnos, volvernos competitivos y sostenibles”, opinó Menoti Maradiaga Medina, presidente de la Federación de Cámaras de Comercio e Industrias de Honduras (Fedecámara).

236,187 empleados
La cantidad de personas que trabajan en el sector público, según estadísticas oficiales.

El dirigente del sector privado recordó proyectos, como el Bazar del Sábado, en los que se promueven los emprendimientos familiares.

“Necesitamos proyectarnos a nivel nacional. Es por eso que nosotros seguimos confiando en la sostenibilidad de las mipymes, sabemos que gran parte son familiares”, agregó.

La Universidad de San Pedro Sula (Usap) recién lanzó el Centro de Empresa Familiar y Emprendimiento para promover el fortalecimiento de este sector al ser uno de los mayores generadores de empleo y una contribución significativa en el PIB.

bo-Salon(800x600)
La recién aprobación de incentivos fiscales en la Ley de Apoyo a las Micro y Pequeñas Empresas genera expectativas a los emprendedores hondureños. Foto: Jorge Gonzales.

“Después de analizar las condiciones actuales de las empresas familiares en Honduras, en nuestro país no existe actualmente un centro dedicado al estudio de las empresas familiares y era urgente crear uno para contribuir al fortalecimiento de ellas y por ende de Honduras”, dijo Senén Villanueva Henderson, vicerrector de la Usap.

Para ello, la Universidad firmó un convenio con el Instituto Latinoamericano de la Empresa familiar (Ilaef), una institución internacional cuya sede es rotativa. A criterio del académico, una de las mayores dificultades para las mipymes es el acceso a financiamiento. Otro reto versa en relevo generacional, porque gran parte de las empresas desaparecen o se debilitan en la segunda generación.

“Estos problemas se deben en gran medida a que los familiares no logran separar las relaciones familiares, de empleados y de accionistas de la empresa a la que pertenecen, generándose conflictos de todo tipo incluyendo la lucha por el poder”, consideró Villanueva Henderson.

Para ello esperan que el Centro de Empresa Familiar y Emprendimiento preste asistencia para apoyar a las mipymes por medio de seminarios, diplomados, consultorías y realización de investigaciones que sirvan de base para identificar desafíos que enfrenta el sector.

Asimismo, buscan apoyar de forma permanente a las empresas familiares para su fortalecimiento a través de la incorporación de millennials.

De tradición

Grandes empresas como Walmart y Volkswagen rompen esquemas al ser compañías con profundas raíces familiares con décadas en el mercado.

1,538,312
trabajadores La empresa privada absorbe a gran parte de la fuerza de trabajo, reportan datos del INE.

El Centro para la Empresa Familiar de la Universidad de St. Gallen en Suiza hizo una lista de las 500 empresas de propiedad familiar más grandes del mundo, basados en sus ingresos. El listado lo encabeza Estados Unidos con 126 empresas como Louis Dreyfus, 21st Century Fox, Marriot International, Sears, Ralph Lauren y otras más. México suma 14 empresas, destacando Grupo Bimbo, Televisa, Cemex y América Móvil (Telcel).

En el Viejo Continente también está arraigado el concepto de las empresas familiares con 70 de las 500 enlistadas en Alemania, Francia suma 29, Italia con 17, Rusia reporta 12, España cuenta con 11 empresas y Reino Unidos diez más. También figuran compañías de Portugal, Irlanda, Ucrania, Turquía, Finlandia, Austria, Grecia, Bélgica y otros más. Las compañías del índice Family 500 combinan ventas totales anuales de $6.5 billones. En comparación son suficientes como para ser la tercera economía más grande en el mundo, después de Estados Unidos y China. En conjunto dan empleo a casi 21 millones de personas, alrededor de 42,000 personas por empresa, en promedio. La empresa promedio en el índice Family 500 ha estado en el negocio durante 88 años, aunque el promedio está sesgado por algunos veteranos longevos, según señala la revista Forbes.

Takenaka Corporation es la firma más antigua, ha estado desde 1610, cuando un carpintero abrió un taller en Nagoya. Los Takenaka siguen al frente de la firma de ingeniería y construcción, superando problemas familiares y de negocios.