11/08/2022
08:55 AM

Más noticias

Congreso incluyó peticiones de generadores en ley, pero no el 100%

Expertos señalan que una opción en la negociación puede ser bajar el precio de venta, pero ampliar los plazos de los contratos para que haya equivalencia financiera.

SAN PEDRO SULA. A falta de que se publique la Ley Especial de Energía en el Diario Oficial La Gaceta, el Gobierno y los generadores tienen que renegociar al menos 28 contratos, sin embargo, el sector privado denunció que el Congreso Nacional no eliminó la figura del justiprecio, la cual se puede malinterpretar como una facilidad para la expropiación del capital privado.

Hugo Noé Pino, presidente la Comisión de Energía del Congreso, señaló que algunas de las peticiones de los generadores no se incluyeron porque van en contra del espíritu de la ley, que busca garantizar la energía eléctrica como bien público y de derecho humano.

Pino destacó que sí incluyeron algunas de las sugerencias que plantearon en las mesas de diálogo, pero no al 100%. Por ejemplo, se amplió el plazo de negociación de los contratos de energía de 30 a 60 días. Además, que también se le dio un año a los contratos nuevos para que empiecen a suministrar la energía.

El economista señaló que la ley aprobada permitirá un programa para la reducción de pérdidas técnicas y no técnicas que hoy rondan el 38%, así como poder invertir en la generación y transmisión de electricidad.

Renegociación

El Estado de Honduras busca reducir el costo de la energía que compra de los generadores térmicos y renovables. Por ejemplo, para la energía solar el precio es de 18 centavos de dólar por los primeros 300 megas y en eólica es de 21 centavos.

Según Samuel Rodríguez, agente generador, lo que se buscará en la renegociación es una equivalencia financiera en donde bajar los precios signifique alargar el plazo del contrato.

Según un informe de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) de 2020 revela que la generación térmica fue de 3,834.5 gigavatios hora y la de la generación renovable fue de 3,598.3 gigavatios hora.

Sin embargo, lo que pagó la Enee a las empresas de generación renovable fue L11,795 millones, mientras que la suma de las térmicas fue de L8,331.7 millones, es decir que el Estado pagó L3,463.4 millones más a los generadores renovables que a los térmicos por haber producido 236.2 gigavatios hora menos en ese año, situación que buscan frenar con la renegociación.