San Pedro Sula, Honduras.

Un logro sin precedentes se agenció el sector cafetalero hondureño en la venta del grano de excelencia a través de subastas electrónicas.

Con nuevas variedades y sabores exóticos obtuvieron el precio promedio de venta más alto de toda la región centroamericana, desplazando a grandes proveedores como México y Costa Rica.

Honduras logró un precio promedio de venta de $11.80; seguido de Guatemala, $10.70; Costa Rica, $9.07; Nicaragua, $9.00; El Salvador, $8.00; y México, $8.00.

La libra de café de Taza de excelencia hondureño consiguió récord por un valor de $35.10, sobre todo por variedades como Villa Sarchi, Pache y Catuaí de la finca Mi Esperanza, ubicada en Santa Elena, La Paz.

El volumen de exportación de café especial hondureño fue de 34,386 libras, lo que produjo $405,630 en divisas para el país, unos L8.5 millones, informa Gómez.

“Nunca habíamos quedado en la primera posición. Superamos todas las expectativas. Vendimos a grandes mercados como Japón, Taiwán y Corea del Sur, que pagaron muy bien por el café hondureño de calidad en la subasta que realizamos en junio”, dice Rony Gómez, jefe de laboratorio de control de calidad internacional del Instituto Hondureño del Café (Ihcafé).

Entre los compradores del aromático figuran también Australia, Ucrania y otros países europeos. “Pese a que este año se exportó una cantidad de grano menor que el año pasado, las divisas alcanzadas fueron similares porque se vendió a un costo mucho mayor”, explica.

Dentro de ese contexto, menciona que se preparan para elevar el volumen de envíos durante la cosecha 2014-2015. “Estamos capacitando a los productores que quieren cultivar variedades de excelencia y motivamos a los productores de este año para que sigan haciendo un buen trabajo”.

Como parte de los esfuerzos Ihcafé continúa con la asistencia técnica para que el país se posicione el próximo año en el primer lugar del precio promedio de venta.

En la última subasta electrónica realizada por el Ihcafé participaron más de 60 compradores de todo el mundo. Los granos aromáticos hondureños se venden en tiendas exclusivas del extranjero.

Procesos tecnificados

La mayoría de las fincas hondureñas de café dejaron atrás la forma empírica de sembrar y cortar el grano.

Se tecnificaron los procesos para lograr una mejor calidad y aspirar a entrar a nichos de mercado más sofisticados como los que atraen a los compradores de café especial.

“Los productores tienen ganas de mejorar y eso ha sido la clave del éxito. Además, el Ihcafé tiene técnicos en todas las zonas para dirigir a los cafetaleros en el proceso de cultivo”, refiere Rony Gómez.

En este sentido, menciona que en el concurso Taza de excelencia 2014 participaron productores de todas las zonas hondureñas, lo que indica que se puede cosechar en todo Honduras.

Nuevos compradores

La calidad, el sabor y el aroma del café hondureño ha cautivado a varias cadenas internacionales que visitaron el país con el fin de adquirir el grano.

“Sin duda este ha sido un buen año. Haber quedado en primer lugar en promedio de ventas ha provocado que el mundo fije sus ojos en Honduras. Recibimos a cadenas internacionales como Starbucks que ya comenzaron a comprar el café especial que se produce aquí”, dice Guillermo Zaldívar, directivo de Ihcafé.Zaldívar dijo que se están abriendo nichos de mercado en países donde nunca se había pensado antes.

“Haber vendido la libra de aromático a $35.10 indica que los compradores internacionales de café tienen un paladar más gustoso y por eso vienen a buscar su grano aquí.

Los países árabes son un ejemplo de mercados potenciales del café de excelencia que se produce en Honduras”, concluye.