Tegucigalpa
Dato

De los $1,000 millones de las reservas, el gobierno aún no oficializa la cantidad que usará para el pago de deuda pública.

La principal fuente de financiamiento público para el Gobierno central en el presente año es el Banco Central de Honduras (BCH).

De acuerdo con las últimas cifras publicadas por la Secretaría de Finanzas (Sefin), el BCH prestará 44,657.9 millones de lempiras.

A lo anterior se agregan 19,693.2 millones de lempiras en emisión de valores gubernamentales, de los que hasta la fecha no se han colocado bonos domésticos.

El techo actualizado de financiamiento interno para cubrir el presupuesto del presente ejercicio fiscal es de 64,351.1 millones de lempiras.

Para los ejercicios fiscales 2023, 2024 y 2025 el financiamiento interno procederá de la colocación de títulos valores gubernamentales.

Para 2023 se han programado 40,038.4 millones de lempiras en deuda interna, 59,068.6 millones para 2024 y 65,372.1 millones para 2025, de acuerdo con la Sefin.

El uso de las reservas monetarias del BCH para financiar el gasto de la administración central ha generado una fuerte controversia en varios sectores de la sociedad hondureña.

Son 1,000 millones de dólares que se han aprobado utilizarán de las reservas internacionales, equivalente a 24,745.5 millones de lempiras.

También el Banco Central ha facilitado 11,836 millones de lempiras en un préstamo de variación estacional.

A lo anterior se agregan 8,076.4 millones de lempiras procedentes de Derechos Especiales de Giro (DEG por 239.4 millones) otorgados por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para apoyo presupuestario en el presente ejercicio fiscal.

Los 19,912.4 millones de lempiras de los últimos dos préstamos del Banco Central han sido desembolsados a la Secretaría de Finanzas.