Más noticias

Desempeño laboral de EEUU benefició el envío de remesas familiares

Las remesas familiares contribuyen con el 20% del producto interno bruto (PIB) de Honduras y El Salvador.

ATENCIÓN. El exterior de las oficinas de Western Union en Manhattan, Nueva York.
ATENCIÓN. El exterior de las oficinas de Western Union en Manhattan, Nueva York.

SAN PEDRO SULA.

El ingreso de remesas hacia Centroamérica y República Dominicana creció en 8.8% a marzo de 2019, hasta alcanzar los $6,765 millones, liderados por Guatemala, que registró $2,200 millones (8.6% de crecimiento interanual), indicó el Consejo Monetario Centroamericano, a través de un reporte sobre balanza de pagos.

El fuerte crecimiento durante el primer trimestre de este año se debió al robusto desempeño del mercado laboral estadounidense, país donde reside la mayoría de los migrantes de la región.

En la cuenta corriente
La entrada de remesas permitió mitigar el desbalance comercial de bienes y servicios (21.8%) y al incremento de los pagos por ingreso primario (10.5%), registrado en los primeros tres meses del año en Centroamérica y República Dominicana.

Al medir la importancia relativa de las remesas como porcentaje del producto interno bruto (PIB) en las economías de la región, para El Salvador y Honduras esta fuente de recursos externos representa alrededor del 20% de la economía de cada país, le sigue Guatemala con 11.5% que aportan al PIB.

Contribución. Hasta el 8 de agosto pasado, la recepción de remesas familiares en Honduras alcanzó los $3,242.2 millones, es decir, un crecimiento interanual de 11.7% con relación a la misma fecha del año pasado, según reportó el Banco Central.

Una investigación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) reveló que uno de cada seis hondureños, aproximadamente, se beneficia de las remesas.

398.0
Millones de dólares.Al finalizar el primer trimestre de 2019, la región acumuló un superávit en su cuenta corriente de 398 millones de dólares.

De esa relación, el 68% de los receptores de estas transferencias de dinero son mujeres y un 83% de los hogares beneficiados son pobres o en condiciones de riesgo de caer en la pobreza.

Casi todos los hogares reportan utilizar este dinero para cubrir gastos de consumo. También se usan las remesas frecuentemente para gastos de educación y de salud y los hogares encabezados por mujeres muestran una mayor propensión a invertir sus remesas en gastos educativos, mostró la investigación.