Más noticias

Honduras y el Banco Mundial firman un crédito por 30 millones de dólares

Se fortalecerá la integración del sistema de protección social para los más pobres.

El convenio se firmó en Casa Presidencial. El presidente Hernández firmó como testigo de honor.
El convenio se firmó en Casa Presidencial. El presidente Hernández firmó como testigo de honor.

Tegucigalpa.

El Gobierno de Honduras firmó ayer con el Banco Mundial (BM) un convenio por 30 millones de dólares para apoyar el Proyecto de Integración Social para los más pobres, informó una fuente oficial en Tegucigalpa.

El acuerdo fue suscrito por la ministra hondureña de Finanzas, Rocío Tábora, y la directora para la Región de Centroamérica del BM, Seynabou Sakho, según un comunicado de la Presidencia de Honduras.

Tras firmar el convenio como "testigo de honor", el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, dijo que el acuerdo representa que su país y el Banco Mundial "trabajamos más fuertes que antes".

"Hemos decidido apretarnos más la faja dando el ejemplo nosotros los del poder Ejecutivo a manera de podernos agenciar recursos que fortalezcan la capacidad para poder ejecutar los programas que son vitales", subrayó.



El empréstito servirá para apoyar los programas de transferencias condicionadas, dirigidos a familias pobres con hijos en edad escolar, y fortalecer la integración del sistema de protección social.

Miles de familias pobres reciben transferencias de dinero a cambio de que sus hijos vayan al colegio o participen en controles de salud y nutrición, según las autoridades hondureñas.

El gobernante hondureño aseguró que la alianza entre Honduras y el BM le permitirá a su Gobierno "atender otras áreas de la parte agrícola" y dijo sentirse "ansioso por que esto camine a paso rápido, pues sé que tenemos un enorme potencial en el agro hondureño".

Dijo que espera que en menos de dos años el país se convierta "en el productor de alimentos por excelencia de Centroamérica".

"La ruta está clara y los socios están claros, sumado a la gente que se tiene en el campo, lo que evitará que las personas migren a la ciudad o bien a otros países al tener mejores oportunidades en el campo hondureño", añadió.

Hernández señaló que, en su segundo mandato, que concluirá el 27 de enero de 2021, se ha propuesto fortalecer la relación con el Banco Mundial, al que solicitó apoyo en "la reconversión" del sistema eléctrico de Honduras.

"No podemos seguir con un sistema tan ineficiente, tan caro", por lo que "se tiene que construir algo robusto, sólido y que sea justo", subrayó.

Por su parte, la directora para la Región de Centroamérica del BM dijo que el organismo tiene "el firme compromiso" de apoyar a Honduras a enfrentar sus desafíos para reducir la pobreza y generar oportunidades a sus ciudadanos.

Agregó que el crédito se otorga en "términos concesionales" a través de la Asociación Internacional de Fomento (AIF) y los recursos beneficiarán directamente a 40,000 hogares en extrema pobreza en zonas urbanas e indirectamente a más de 200,000 hogares en zonas rurales.

"Sabemos que en la AIF Honduras tiene un lugar muy especial porque es el país más grande de la región que tiene acceso a esos recursos", explicó la representante del BM.

Destacó que el proyecto busca fortalecer el sistema integral de protección social mediante la integración de los componentes urbanos y rurales del programa social Bono Vida Mejor, que promueve el Gobierno.

Además, pretende mejorar el componente urbano del programa con el fin de mejorar las condiciones de vidas de familias que viven en extrema pobreza, añadió.

El programa también contempla una ampliación de las transferencias monetarias del Bono Vida Mejor para que jóvenes finalicen la educación secundaria, según la información oficial.