Más noticias

Rubilio se marchó rumbo a China y revela ofertas de otros clubes del exterior

El delantero jugará en la segunda divisón del fútbol chino.

Rubilio dijo que no le preocupa perderse de la óptima de la H 'Igual ni me convocaban'.
Rubilio dijo que no le preocupa perderse de la óptima de la H 'Igual ni me convocaban'.

Tegucigalpa, Honduras.

Tras anunciarse su salida del Motagua, el delantero Rubilio Castillo emprendió este domingo su vuelo a China donde jugará con el Nantong Zhiyun de la segunda división del fútbol chino.

"Estoy muy contento, agradecido con Dios por esta nueva oportunidad. Vamos contentos a disfrutar de esta linda experiencia. Vamos a luchar por dejar en alto el nombre de nuestro país", comenzó diciendo el máximo goleador del Motagua.

Castillo fue contratado por tres años por el que será su nueva casa: "Tenía una cláusula firmada con Motagua, siempre fui agente libre y podía escoger un nuevo equipo en el exterior. Voy al Nantong Zhiyun y voy a tratar de adaptarme lo más rápido posible", indicó.

Y añadió: "Firme por tres años y espero poder pasar las pruebas médicas. Sé que primeramente Dios me va a salir todo bien".

"Rubigol" aseguró que "desde que tuve aquel ofrecimiento de Grecia surgió esa opción de China y ahora tengo la posibilidad de irme.

"Vamos a darle lo mejor a mi familia y quiero tratar de crecer como futbolista. En México y EEUU no se pudo concretar nada. La oferta más real que tuve siempre fue de China. No oculto que hubo conversaciones con clubes de Costa Rica".

"Saprissa y otros equipos me llamaron, es lindo que se interesen en uno porque eso te dice que estás haciendo bien las cosas".

Castillo es consciente de que si se va a China podría alejarse de la Selección Nacional y las futuras competencias.

"Igual no me convocaban. Ahora van a tener la oportunidad de llamar a otro delantero. Lo importante es que mi familia esté bien... Si me llaman a la H es positivo, pero la verdad es que tomé la decisión luego de analizarlo con mi familia", señaló.

En cuanto a lo que sabe Rubilio de su nuevo club, indicó: "Es un equipo de segunda, queda en la costa y la ciudad tiene 7 millones de habitantes. Hay compatriotas que están en China y me han tendido la mano. Yo voy ilusionado".

Rubilio no siente temor de que no pase las pruebas médicas por el problema congénito que tiene en el cartílago de su rodilla; en Grecia no quisieron aceptarlo pese a que el futbolista juega y golea sin ningún problema.

"El doctor Benítez me ayudó bastante, lo estuve visitando y por eso voy tranquilo. Voy a esforzarme por ayudar a mi nuevo equipo".