25/11/2022
12:54 AM

Más noticias

Costa Rica busca dar vida turística y cultural a un antiguo cementerio

En el Cementerio General de San José descansan los restos de expresidentes, políticos y escritores de la nación centroamericana.

San José, Costa Rica.

Desde hace 169 años ha sido la última morada de cientos de miles de personas que descansan en tumbas rodeadas de arte en pleno centro de la ciudad, pero el Cementerio General de San José podría convertirse en un nuevo atractivo turístico y cultural de Costa Rica.

La idea nace de los arquitectos Carolina Hernández González y Julián Mora Sáenz, quienes ganaron esta semana el concurso 'Salvemos Nuestro Patrimonio Histórico Arquitectónico', organizado por el Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural (CICPC) del Ministerio de Cultura y Juventud (MCJ).

El certamen les otorga una financiación de alrededor de 200.000 dólares para su proyecto 'Museo Cementerio General de San José'.

Esta iniciativa pretende convertir el camposanto en una especie de museo para que lo visiten turistas, no solo por la belleza artística de algunas esculturas que allí se encuentran, sino también por la riqueza histórica del sitio.

Su historia

Y es que desde su apertura en 1845 este cementerio, que aún sigue vigente, ha acogido los restos de personalidades históricas de Costa Rica como expresidentes, políticos y escritores, pero también de personas comunes.

En el recinto de 80.000 metros cuadrados se pueden apreciar pequeñas capillas, finas esculturas religiosas y mausoleos que con el paso de los años a la intemperie se han ido deteriorando poco a poco.

'La propuesta es un plan integral de conservación del Cementerio General de San José, que nos llamó la atención porque es un inmueble patrimonial muy atípico; no es simplemente un edificio, sino que involucra paisajismo, su valor simbólico, histórico, arquitectónico y artístico', declaró la arquitecta Hernández al ganar el concurso del MCJ.

La experta afirmó que el hecho de que allí esté sepultados personajes de la historia del país 'le da un gran valor al inmueble'.

Conservación del cementerio

El proyecto de los arquitectos busca conservar el camposanto mediante el diseño de rutas para los visitantes, la restauración de capillas, de mausoleos, así como mejoras en el aspecto paisajístico y de comodidad.

'Creemos que el patrimonio hay que vivirlo. El hecho de que esté restaurado no es suficiente, las personas tienen que involucrarse y conocer lo que hay ahí, y tienen que crear vivencias en ese espacio para que realmente este valor se pueda resaltar y valga la pena la inversión', agregó la arquitecta Hernández.

El primer paso para esta obra será la elaboración de los planos, posteriormente se establecerán las especificaciones técnicas en temas como de electricidad, componentes mecánicos y asuntos urbanísticas, para luego comenzar obras.

El jurado del concurso consideró en su veredicto que en el Cementerio General 'confluyen tanto intereses artísticos como arquitectónicos, urbanísticos, de paisajismo e históricos'.

Además, el fallo del jurado indicó que el proyecto del Cementerio 'fortalece la propuesta cultural de la ciudad de San José, al incorporar una nueva modalidad de ruta turística e histórica'.

El Cementerio General, donde se calcula han sido sepultados más de 300.000 cuerpos, es el más grande del país y es considerado como un sitio de alto valor cultural debido a su diversidad de arte funerario y mausoleos.

Patrimonio histórico

En julio del año 2000, este camposanto que se sitúa en el corazón de San José, fue declarado patrimonio histórico arquitectónico nacional, y en los próximos meses podría convertirse en un sitio de atractivo turístico e histórico.

Desde hace algunos años las autoridades de San José, capital de Costa Rica, han venido realizando planes para embellecer la ciudad y atraer más visitantes.

En San José existen lugares históricos visitados por los turistas con frecuencia como museos y teatros, pero deben competir con otros atractivos del país como las playas y los bosques.

Costa Rica es un pequeño país de 4,7 millones de habitantes, que el año pasado recibió la cifra récord de 2,42 millones de turistas, que en algunos meses tendrán la opción de observar el arte que vive en un cementerio de la ciudad.