08/12/2022
05:00 AM

Más noticias

Ranas endémicas a punto de desaparecer en el Parque Nacional El Cusuco

Cientos de extranjeros estudian la flora y fauna del Parque Nacional El Cusuco.

San Pedro Sula, Honduras.

Grupos de científicos ingleses de Operación Wallacea y la Empresa de Servicios Ambientales Cusuco (Esac) están preocupados por los hallazgos negativos en el parque situado en El Merendón, pulmón de San Pedro Sula y considerado, por su biodiversidad de anfibios, el número 25 entre 173 mil lugares del mundo.

Los investigadores detectaron que un hongo amenaza con hacer que desaparezcan varias especies de ranas endémicas en el parque nacional El Cusuco.

Un equipo de LA PRENSA permaneció 30 horas con el grupo. Los científicos redujeron esta vez la cantidad de campamentos donde se ubicaron en años anteriores por la destrucción en la reserva.

En investigaciones anteriores, los ingleses encontraron más de 40 puntos de deforestación en la zona núcleo, cuatro rutas de cacería y más de 16 especies de anfibios en peligro de extinción.

Lisa Signorille, doctora en genética de anfibios, explicó que la rana Plectrohyla dasypus solo se encuentra en El Cusuco y en algunas ejemplares han detectado un hongo endémico que se propaga en el 30% de las especies de anfibios del mundo.

Los herpetólogos recolectan ranas en el campo. Estudian su ADN para saber si han sido contaminadas con el hongo que no tiene cura y es grave porque con el tiempo extingue las especies.

El Cusuco alberga 29 especies de anfibios, seis de ellas únicas en el mundo y 16 en peligro de extinción. Desde 2001, el personal de Operación Wallacea estudia en el parque si el hábitat de los animales está en peligro por la caza o deforestación.

Exploradores

El movimiento de los grupos que salen a investigar es constante en el parque. Desde temprano se comienzan a ver los extranjeros ansiosos porque saben que dentro de la jungla hay maravillas de flora y fauna que no ven en otros países.

Cada exploración es encabezada por un guía hondureño nativo de la zona que por su experiencia en el campo conoce los lugares donde hay diferentes especies de animales. Por los extranjeros van médicos para atender en emergencias a estudiantes, científicos y voluntarios.

Por la noche, las caminatas son más interesantes y peligrosas. Antes de salir del campamento cuentan el número de personas en cada misión, se establece el propósito del recorrido y se recomienda no alejarse de los demás.

En toda Honduras hay más de 120 especies de murciélagos y 70 de ellas se encuentran en el Parque Nacional El Cusuco.

Uno de los mamíferos más importantes del sector es el tapir, que está en peligro de extinción. Jaguares y otras especies de felinos viven en la zona, pero solo se pueden ver con cámaras nocturnas.

Jeff López, director de escuela de bosque, dijo que muchos de los estudiantes que visitan El Cusuco tienen contacto por primera vez con la naturaleza y tienen que experimentar cómo sobrevivir dentro del bosque.

Antes de salir al parque, médicos especialistas dan clases de primeros auxilios y rescate de personas a los estudiantes, que en esta temporada son más de 300.

En El Cusuco hay varios campamentos, entre ellos Cortesito, Cantiles, Guanales, El Danto, Buenos Aires y Santo Tomás. Este último no fue habilitado porque en sus alrededores hay fincas de café y ganadería que destruyen el hábitat de varias especies de animales.

Al finalizar la temporada de estudios, los jefes de campamento presentarán sus resultados al alcalde Armando Calidonio para tomar medidas en la protección de la flora y fauna del lugar.