Tegucigalpa, Honduras.

La Oficina Administradora de Bienes Incautados (Oabi) confirmó que ya tiene bajo su administración los bienes incautados la semana pasada en el noroccidente del país, los cuales serían propiedad de la familia Valle Valle.

La incautación comenzó el pasado 17 de diciembre e incluye tres casas de playa en el complejo Brisas del Caribe, en Puerto Cortés.

En San Pedro Sula se confiscaron dos lujosas viviendas en la colonia Trejo y un edificio donde funciona el hotel Plaza Palmero.

Entre los bienes requisados en Trinidad de Copán se encuentran dos haciendas, un terreno, un camión y una cuatrimoto; en San Antonio se incautó un terreno.

Mientras tanto, en La Jigua se aseguraron tres terrenos y dos comerciales en La Entrada.

La Oabi, mediante un comunicado de prensa, informó que la administración de los bienes es provisional, mientras se realiza el proceso judicial.

Según las autoridades policiales, los bienes serían propiedad de los hermanos Valle, entre ellos Miguel Arnulfo y Luis Alonso, extraditados a Estados Unidos el pasado jueves.