San Pedro Sula, Cortés.

Auto de formal procesamiento con la medida de prisión preventiva recibietron tres presuntos pandilleros durante la audiencia inicial desarrollada en el Juzgado de Letras de lo Penal.

Se trata de Jesús Hernández Pérez (Carlos Arnoldo Mejía López), Brayan Josué Funez Montés y Cinthia Melissa Urbina Mendoza, a quienes se les considera responsables de los delitos de tráfico ilícito de drogas y asociación para delinquir.

Además, a Jesús Hernández Pérez también sele aplica la misma medida cautelar con relación a los ilícitos de tenencia ilegal de armas de fuego de tanto de uso comercial como prohibida y usurpación de la personalidad.

Por otra parte, se decretó sobreseimiento provisional a favor de Andrés Enrique Andrade Urbina con relación a la totalidad de los delitos por los cuales fue sometido penalmente.

La jueza que conoce el caso ordenó que los sospechosos sigan recluidos en la cárcel de El Progreso y ordenó la inmediata libertad del sobreseído.

Todos fueron arrestados en las residenciales San Antonio, de San Pedro Sula, y Villa Nova, en La Lima, Cortés, luego de varias denuncias.

En la primera vivienda se encontraron una pistola 9 mm y su cargador sin proyectiles, un fusil colt M-16 calibre 5.56 mm con su cargador y 30 cartuchos sin percutir, dos celulares, una billetera que contenía un carné a nombre de Juan Carlos Romero, licencia de conducir, tarjeta de identidad y un permiso de arma de fuego nombre de Carlos Arnoldo Mejía López, todo eso con las fotografías de Jesús Hernández Pérez.

Había también 15 paquetes con supuesta marihuana, cuatro pastas dentales y una bolsa plástica transparente con pajillas de diferentes colores que tenía cocaína.

En la segunda vivienda donde residían los otros tres sujetos había una maleta de color negro, dos bolsas plásticas con marihuana, la conexión en común del vehículo marca Jeep, color blanco y placas HAD-8855 que le fue decomisado a Brayan Josué. En el baúl del carro había una bolsa negra con supuesta marihuana y teléfonos celulares.