28/06/2022
11:25 AM

Más noticias

Don Rogelio corrió a refugiarse, pero murió por el machetazo

La audiencia inicial contra Rogelio Gómez Castillo, acusado de matar a su padre, será mañana a las 9:00 am en el juzgado de Quimistán, Santa Bárbara.

Pinalejo

Los residentes de la colonia Gracias a Dios están conmocionados por la muerte de don Rogelio Gómez, quien fue ultimado de un machetazo por su propio hijo.

El hecho ocurrió la tarde del domingo tras una discusión entre padre e hijo, luego de que don Rogelio, de oficio albañil, regañara a su hijo porque andaba en estado de ebriedad, según relataron vecinos de la víctima.

LA PRENSA llegó hasta la colonia Gracias a Dios, en la aldea Pinalejo, Quimistán, donde vecinos relataron cómo el hijo de don Rogelio, quien tiene su mismo nombre, se molestó tras la reprendida, sacó un machete e hirió a su progenitor en el cuello.

Sépalo

Rogelio Gómez Castillo andaba ingerido de bebidas alcohólicas y atacó con un machete a su padre, según el reporte policial. El jornalero fue llevado a Medicina Forense para practicarle otros análisis y conocer si había consumido otras sustancias, pruebas que serán usadas por el Ministerio Público.

La discusión ocurrió en la vivienda de los hijos de don Rogelio, quien tras ser herido corrió unos 200 metros y buscó a refugiarse en la casa donde vivía, pero no le dio tiempo de ingresar ni ser auxiliado, cayó muerto en la parte de atrás.

Por la calle donde corrió aún hay rastros de sangre que fueron tapados por los vecinos con ramas de árboles que cortaron.

“Don Rogelio no vivía donde lo hirieron, en esa casa venden tortillas y viven sus hijos, el varón (que lo mató) y una hembra; el señor vino a morir en esa casa. Cuando vino la autoridad se los entregó a los amigos y lo velaron en el centro comunal”, contó Braulio Ramírez, vecino del fallecido.

Experto

Julio César Melgar, amigo de la víctima:

“Nunca había pasado algo así en esta comunidad, es la primera vez y estamos sorprendidos”.

Julio César Melgar, quien fue amigo de don Rogelio, relató que el señor, a pesar de que era nativo de Pinalejo, dejó a sus hijos y se fue a vivir a San Pedro Sula, ciudad de donde hacía poco había regresado.

“Tenía unos 20 años de haberse ido y hace un mes regresó, acá tenía sus hijos, aunque ellos no crecieron con él. Nos sorprendió este crimen porque acá es sano, esto no se había dado. El cipote nunca había hecho nada a otras personas, que haya herido o matado a alguien. El muchacho andaba bebido y el papá lo empezó a corregir, y así se dieron las cosas. Creo que no lo hizo con la intención de matarlo, lamentablemente la herida fue en el cuello y se desangró”, expresó Melgar.

La familia no quiso referirse al crimen, aseguran no saber nada y no quieren hablar de lo sucedido el domingo.

Audiencia

Rogelio Gómez Castillo, acusado por el Ministerio Público del delito de parricidio y quien guarda prisión bajo la medida de detención judicial, comparecerá a la audiencia inicial mañana jueves a las 9:00 am en el juzgado de lo Penal en Quimistán, Santa Bárbara, conforme a lo informado por las autoridades judiciales. La Fiscalía pide que continúe preso por crimen contra su padre.