24/05/2024
01:43 AM

'En mis brazos murió, en el Seguro': madre acusada de envenenar a sus hijos

  • 04 julio 2017 /

Francisca García también dijo que ella consumió las baleadas pero que sólo sintió 'un sabor amargo y retortijones'.

San Pedro Sula, Honduras.

Con el rostro desencajado y entre lágirmas, la madre acusada de envenenar a su familia con tortillas de harina contaminadas pidió a las autoridades que la dejen 'enterrar a su hijo en paz' ya que permanece detenida para investigación en las instalaciones de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) en San Pedro Sula, norte de Honduras.

'Yo le aseguro que yo no les hice daño a mis hijos, yo los amo', dijo Francisca Mabel García (24) al ser cuestionada sobre la intoxicación que le costó la vida al pequeño Edgardo Alexis Reyes (6) y envió al hospital a su padre y a sus dos hermanos, una niña de 10 años y un bebé de 9 meses.

La familia se intoxicó cuando consumieron unas baleadas que fueron hechas con una harina preparada que estaba en la vivienda de la colonia Godoy de Choloma, donde residen.

Al parecer, Edgardo Reyes, pareja de Francisca García, tiene otras hijas y ellos habrían sido quienes llevaron la harina a la residencia, según el relato de la joven madre.

'La harina la tenía el papá en la cocina, serán las hijas de él (Edgardo Reyes) que la habían dejado, yo sólo le eché agua y las hice; yo sólo le dije a él (a Reyes) que tenía mal olor, no sé lo que pasó', relató entre sollozos la mujer.

García siguió contando que dos horas más tarde de haber hecho la cena, alrededor de las 9:00 de la noche, el pequeño Edgardo comenzó a sentirse mal por lo que lo llevó de emergencia al hospital del Seguro Social en San Pedro Sula.

'En mis brazos murió, en el Seguro', contó García antes de romper en llanto.

De acuerdo a las declaraciones de Francisca García, al regresar a su casa encontró a sus otros dos hijos en estado grave por lo que también los llevó al hospital.

García también dijo que ella consumió de la comida presuntamente envenenada pero que sólo sintió 'un sabor amargo y retortijones' que se le quitaron al tomar un vaso con leche.

'No me gusta cómo me están tratando, como animal, como si yo fuera una gran delincuente; yo quiero ver a mis hijos, yo quiero enterrar a mi hijo tranquila', concluyó el testimonio de la joven madre.

Las autoridades policiales anunciaron que ya se abrió una investigación y que al niño se le practicará una autopsia para determinar las causas de su muerte.

En cuanto a Francisca García, la Fiscalía podría acusarla de parricidio e intento de parricidio.

Foto: La Prensa

Las autoridades investigan qué sustancia u organismo le causó la muerte al pequeño Edgardo Reyes.