23/05/2024
03:59 PM

Matan con tijera a menor en el Comando Cobras

  • 04 julio 2017 /

La trama que de forma inteligente planeó desde su detención el joven Jairo Pastor fue descubierta hasta el día de su muerte.

Tegucigalpa, Honduras

La muerte violenta de un interno en el centro de reclusión para menores en el escuadrón Cobras ha desnudado nuevamente los desaciertos del sistema carcelario del país.

El recluso fue ultimado por sus propios compañeros, menores simpatizantes de la pandilla 18, en una de las celdas del centro para menores de los Cobras, aproximadamente a las 9:15 pm del lunes.

Los victimarios le incrustaron una tijera en el cuello y un palo de escoba partido en dos dentro de la boca, hasta que expiró en los baños de dicho lugar.

Dentro de este recinto exclusivo para menores guardaba prisión desde el viernes 26 de mayo el joven Ferdi Pastor Pavón Maradiaga (de 23 años), sin que las autoridades se hayan percatado del error cometido.

Ferdi Pastor fue detenido el 14 de mayo del presente año a inmediaciones de un centro comercial al norte de esta ciudad, cerca de la colonia Brisas de la Laguna.

Agentes de la Policía Militar del Orden Público (PMOP) arrestaron al joven la noche del 14 de mayo, ya que al hacerle un minucioso registro se le encontró en posesión de varios envoltorios con marihuana. El detenido, al ser consultado sobre su identidad y edad, les entregó a las autoridades una partida de nacimiento con el nombre de Jairo Francisco Estrada Maradiaga, la cual hacía constar que tenía 17 años de edad.

Por este hecho, el arrestado fue remitido el siguiente día al centro de internamiento de menores Renaciendo, en el valle de Támara.

Debido a los múltiples problemas y riñas suscitadas en ese lugar, los que rigen este centro para menores infractores decidieron trasladar a varios de los internos a las instalaciones del escuadrón Cobras, en la capital.

Entre ellos venía el identificado como Jairo Francisco Estrada Maradiaga.