15/08/2022
01:39 AM

Más noticias

Padre de menores asesinados: “No es fácil lo que estamos pasando, es duro cómo le quitan los hijos a uno”

El progenitor de los hermanos dice que él tuvo la culpa de su muerte porque “los dejé solos”. La Policía asignó un equipo para investigar el crimen contra los dos niños.

SAN PEDRO SULA. Pablo Orellana Alonso sospecha que a sus hijos Hilda Suyapa (de 14 años) y a Misael José (de 11) los mataron individuos que estaban enamorados de la niña.

Los dos hermanitos fueron encontrados ultimados el miércoles en la aldea Río Lindo del municipio de El Paraíso, Copán, después de estar desaparecidos desde el pasado sábado.

El dictamen médico preliminar luego de que las autoridades realizaran le levantamiento legal de los hechos establece que los cuerpos de los hermanos presentaban heridas de machete y de arma de fuego. La menor tenía señales de supuestos abusos sexuales.

“No es fácil lo que estamos pasando, es duro cómo le quitan los hijos a uno los demonios”, expresó el padre de los menores que ayer llegó con otros familiares a reclamar los dos cuerpos a la morgue forense de esta ciudad.

Orellana Alonso dijo que “a mí, ellos (sus hijos) nunca me dijeron nada, pero varios (tipos) me chingaban diciéndome que les gustaba mi hija, pero nunca pensé que les pasara esto”. Relató que había veces que “me decían suegro, pero lo tomaba como broma y nunca me imaginé que ocurriría lo que pasó”. Los pequeños vivían con su padre en la aldea La Laguna donde él cuidaba una finca.

Don Pablo recordó que el sábado salió a comprar harina y azúcar y “me tocaba ir a dejar un documento a mi hijo porque tenía un viaje para Estados Unidos y el asunto es que me agarró la tarde y ya vine como a las siete de la noche y no los encontré”.

Manifestó que la casa estaba con candado y se metió al inmueble por un hoyo que está por el lado de la pila. “Yo pensé que ellos andaban por donde Santos allá arriba por la laguna, pero no estaban allí porque no regresaron a la casa”.

Al mediodía del día siguiente al ver que no llegaban empezó a buscarlos. “Me fui para Río Lindo a buscarlos en la quebrada y nos encontré”. Dijo que al ver que no aparecían sus hijos el lunes se fue para El Paraíso a la Policía a interponer la denuncia de que no encontraba a sus hijos y el miércoles los hallaron muertos en aldea Río Lindo.

No hay pistas

La Policía hasta ayer no tenia pistas de él o los homicidas de los hermanitos Hilda Suyapa y Misael José Orellana León. Indicaron que hay un equipo de agentes trabajando en la indagación del caso.

Versión de la mamá

Luego de conocer que sus dos hijos habían sido asesinados, María Ofelia León arribó a las instalaciones de la Dirección Policial de Investigación (DPI) de Copán Ruinas para proporcionar información que contribuya a esclarecer el atroz crimen contra los menores.

León dijo que la información que le proporcionaron parientes es confusa, ya que le afirmaron que su hija Hilda Suyapa había intentado comunicarse con ella el pasado lunes, pero que la menor no tenía teléfono, sin embargo, también le aseguraron que ambos menores tenían aparatos celulares. Otro dato de relevancia y que aumenta las dudas sobre lo que ocurrió con los menores es que otros parientes de los niños recibieron en sus teléfonos un audio de voz de una mujer desconocida.

“Quizá esa mujer era la que los tenía detenidos, dijo que si no se apuraban ligero a buscar los niños hoy miércoles (día en que aparecieron los cuerpos) iban a resultar muertos”, manifestó la madre de los menores. Culpó al padre de los niños de su muerte porque los dejó solos. Los pequeños serán enterrados en su comunidad.