Tegucigalpa, Honduras.

El asesino de el exalcalde capitalino Óscar Roberto Acosta Zepeda, quien confesó su crimen en juicio, fue condenado a 30 años de cárcel.

La decisión judicial fue dictada por la terna de jueces que conforman la Sala I del Tribunal de Sentencia de Tegucigalpa, luego que las partes aceptaran el acuerdo de estricta conformidad, donde el imputado aceptó la comisión del delito, previo al desarrollo del juicio oral y público.

De acuerdo a las diligencias realizadas por agentes de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), el día jueves 4 de julio de 2019, a eso de las 12:00 del mediodía, en la Colonia Miraflores Sur, la víctima se conducía en su vehículo, tipo camioneta, marca Toyota, color verde, con dirección hacia su casa de habitación.

Al momento, impactó contra la parte trasera un vehículo tipo turismo, marca Nissan, modelo Sentra, color gris, placa PDM6504, donde se transportaban Roberto David Casco Bustillo, Jeyson Manuel George, Adelmo Alfonso Galdámez Martínez y otra persona más (prófugo).

Escena del crimen contra Acosta, en calles de Tegucigalpa.

Acto seguido, dos personas se acercan a la camioneta que conducía el exalcalde y abrieron fuego en contra de su humanidad, causándole la muerte de manera inmediata en el interior del vehículo.

Luego, los imputados abandonan el vehículo Nissan Sentra y huyen de la escena del crimen corriendo por la calle principal de dicho sector.

Igualmente, en este mismo caso, se acusó a Jeyson Manuel George George (cuyo proceso aún se encuentra en el juzgado de primera instancia), Adelmo Alfonso Galdámez Martínez (ahora fallecido) y otra persona que se encuentra prófuga de la justicia.