Tegucigalpa, Honduras.

El exgerente de la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Hondutel), Marcelo Chimirri, finalmente entregó la mansión en Valle de Ángeles, Francisco Morazán, que el Ministerio Público le incautó y posteriormente recibió en calidad de depósito.

El director por ley de la Oficina Administradora de Bienes Incautados (Oabi), Francisco Zavala, dijo que el jueves pasado el exfuncionario entregó la residencia.

La lujosa mansión de Chimirri en Tres Rosas fue incautada el 13 de abril de 2013 con otras 12 propiedades porque se supone que fueron adquiridas con dinero ilícito.

No obstante, el entonces director de la Oabi, Humberto Palacios Moya, autorizó a Chimirri que utilizara ese inmueble, pese a que el consejo consultivo de ese ente no había emitido un dictamen a favor para que el exfuncionario viviera en esa casona.

La Oabi rectificó y posteriormente le pidió por escrito a Chimirri que saliera de la casa porque esta era parte de un juicio de privación de dominio.