03/02/2023
11:38 AM

Más noticias

Kenia Chacón luchaba para criar a sus hijos que eran su vida

  • 31 marzo 2022 / 00:57 AM /

Para los parientes de la víctima, el exmarido es el principal sospechoso.

San Pedro Sula. La joven Kenia Chacón tenía como prioridad en su vida velar por sus hijos de tres años y año y medio.

La jovencita fue encontrada estrangulada el martes en el apartamento de su exmarido, el taxista Osman Romero, quien se encuentra desaparecido y para los familiares de la víctima es el principal sospechoso del crimen porque no aparece.

Otra de las cosas que hace sospechar a los parientes de Kenia de Romero es que él fue la persona que estuvo con la joven la madrugada del domingo en una discoteca y desde ese día había desaparecido.

Los familiares de la joven mujer la daban por desaparecida y la anduvieron buscando por todos lados. El martes, Kenia fue encontrada muerta en el apartamento de Romero en la colonia Bendeck, de El Progreso. Su cuerpo ya estaba putrefacto y por el mal olor que salía del apartamento descubrieron que estaba muerta.

La ahora occisa de 20 años tenia dos niños un varón de tres años y una niña de año y medio que eran hijos de padres diferentes. Con el taxista no había procreado hijos.

Sepelio

Los familiares de Kenía Chacón llegaron ayer a retirar su cuerpo a la morgue forense de San Pedro Sula. Manifestaron que le darán sepultura en la aldea de Guaymitas. Pidieron que se haga justicia y que su crimen no quede impune. La jovencita deja dos niños, un varón y una niña.

Los parientes de Kenia, mientras reclamaban su cuerpo ayer en la morgue forense, dijeron que ella vivía para sus hijos, pues “los niños eran su vida”,

En su tiempo libre, a la jovencita le gustaba estar con sus niños y hacer ejercicio en su casa en los ratos libres porque cuidaba su cuerpo.

Indicaron que hace un mes había empezado a trabajar en las bodegas de una cadena de tiendas de ropa.

Relataron que hace dos meses se había separado de Romero.

Ella les confesó que su exmarido la había amenazado de muerte y “ya una vez había intentado estrangularla en el carro, pero no lo denunció por temor a que le hiciera algo”.

Según los familiares de Kenia, Romero la acosaba porque estaba obsesionado con ella y “decía que la quería solo para él”.