25/06/2022
06:55 PM

Más noticias

Jornalero mata a hijo de su pareja y la deja herida de gravedad por celos

El supuesto homicida del pequeño fue capturado en una rápida acción de agentes de la Policía Nacional

San Pedro Sula

Un niño de cinco años murió ayer en la aldea Macholoa de Santa Bárbara al ser atacado con un puñal por el hombre que es pareja de su mamá, a quien dejó herida de gravedad.

El menor fue identificado como Gerardo Soriano Salvador.Las autoridades policiales manejan como móvil del hecho supuestos problemas pasionales, pues el hechor presuntamente cometió el crimen encolerizado por celos.

El homicida identificado como Juvencio Hernández (de 57 años) fue capturado en una rápida acción de agentes policiales asignados a la Unidad Departamental de Policía #16 de Santa Bárbara.

Las indagaciones preliminares establecen que al llegar a la casa, Hernández miró que estaba en la vivienda otro hombre lo que lo enojó. Se informó que cegado por los celos Juvencio atacó con un puñal a su pareja y al hombre que se encontraba en la vivienda.

El niño al ver que el tipo estaba hiriendo a su mamá se metió a defenderla y fue cuando el hombre apuñaló al pequeño Gerardo y terminó con su vida.

Según lo informado, Hernández también hirió de gravedad al hombre que se encontraba en la casa.

Las autoridades informaron que recibieron la denuncia por parte de ciudadanos, informando del hecho ocurrido, donde tres personas habían resultado heridas con arma blanca.

De inmediato se desplazaron los elementos policiales hacia el lugar, encontrando al ahora detenido hiriéndose a sí mismo con el arma blanca en el cuello e intentó agredir a los policías, pero fue sometido a la impotencia y trasladado a un centro médico para recibir tratamiento por las heridas que se provocó en su cuerpo.

Al momento de llegar a la escena del delito los policías encontraron al menor sin signos vitales debido a que había sido herido con arma blanca y se encontraba la mamá del niño y un hombre más quienes también fueron lesionados por la misma arma y llevados al hospital de Santa Bárbara.