13/06/2024
01:48 AM

Hombres en motocicletas siguieron al empresario Daniel Bueso hasta matarlo

  • 16 mayo 2024 /

Delincuentes atacaron a Daniel Roberto Bueso cuando llegaba en suvehículo al predio de su empresa, dedicada a elaborar cemento.

San Pedro Sula

La criminalidad cobró ayer la vida de un empresario luego de que delincuentes le infirieran varios balazos cuando llegaba a su empresa, ubicada en el barrio San Miguel de El Progreso, Yoro.

El infortunado respondía en vida al nombre de Daniel Roberto Bueso (de 42 años), conocido como el Turco, quien era dueño desde hacía cinco años de la empresa Concafi, dedicada a la fabricación de cemento en El Progreso.

Según indicaron conocidos, el empresario era residente del mismo sector donde ocurrieron los hechos y muy conocido por los habitantes de la ciudad. Declaraciones sobre el suceso, proporcionadas por algunas personas que estaban en la escena, detallan que varios hombres a bordo de motocicletas le daban seguimiento a Bueso, quien se conducía en un vehículo Isuzu blanco, doble cabina.

Fue cuando llegó al plantel de carga y descarga de cemento de su empresa que los delincuentes fuertemente armados se pararon al lado del carro y dispararon en reiteradas ocasiones tanto al vidrio de la ventana del lado del conductor como el lado del pasajero, matándolo inmediatamente.

El cuerpo del empresario tenía varios impactos de bala y quedó inerte en el asiento del automotor. Se supo que él viajaba solo.

Familiares que llegaron al lugar, consternados, indicaron que esperan que haya una verdadera investigación y que las autoridades policiales logren capturar a los responsables, quienes luego de cometer el crimen huyeron del lugar.

Autoridades policiales, que llegaron a acordonar la escena y a levantar el expediente investigativo, señalaron que no descartan que el móvil del mortal ataque haya sido por extorsión, pero dijeron que serán las investigaciones las que determinen si la hipótesis es correcta o no.

El cuerpo de Daniel Bueso fue levantado por personal de Medicina Forense y trasladado a la morgue, donde más tarde llegaron familiares para retirarlo y trasladarlo al lugar donde sería velado.