23/04/2024
02:36 AM

“Ya no queremos más muertes y luto, quiten esos malditos peajes”

  • 26 octubre 2023 /

En el fatídico corredor donde están las casetas en la CA-5 ocurrió otro accidente que cobró la vida del celador Guadalupe Argueta y dejó 4 heridos y quemados.

SAN PEDRO SULA

“Tengo tanto dolor y tanta impotencia dentro de mí por no poder hacer nada, por qué no quitan esos malditos peajes de la muerte”, ese fue el dramático reclamo que hizo ayer Wendy Marleny Argueta, hija del guardia Guadalupe Argueta Marroquín que murió al impactar e incendiarse una rastra en los puestos de cobro vial en Santa Cruz de Yojoa.

En el percance, que ocurrió a eso de las 11:30 pm del miércoles, también resultaron quemados y con lesiones cuatros personas más, identificadas Nelson Figueroa (de 50 años), Ricardo Vásquez (de 32), Jairo Orellana (de 19) y Antonio Núñez (de 22).

Las autoridades del Cuerpo de Bomberos y la Policía informaron que la rastra, color blanco, venía desenfrenada en la trocha que conduce a San Pedro Sula y tras colisionar con un cabezal continuó el trayecto llevándose la caseta de peaje, atropellando al infortunado guardia de seguridad Guadalupe Argueta (de 71) y a un pintor de la empresa Covi Honduras que es uno de los lesionados.

Para saber

20 personas han muerto en 31 accidentes que se han ocurrido en las casetas del peaje de Santa Cruz de Yojoa.

Luego de llevarse la caseta, la rastra tomó fuego y colisionó con un bus azul, conducido por Daniel Josué Zelaya, acompañado de dos ayudantes y 45 migrantes (todos ilesos).

Varias unidades contra incendios del Cuerpo de Bomberos arribaron al lugar y procedieron a extinguir el fuego en la rastra utilizando 2,000 galones de agua y seguidamente le dieron atención y traslado a los lesionados.

Rastra impacta en peaje de Yojoa y mata a guardia de seguridad

Tres de los quemados y lesionados fueron trasladados al hospital Mario Rivas, cuyas autoridades informaron que son Jairo Orellana, quien presenta trauma y fractura de fémur; Ricardo Vásquez, a quien le dieron de alta; y Nelson Figueroa, quien presenta politraumatismo y quemaduras de tercer grado en todo el cuerpo. Los tres ingresados al hospital se conducían en la rastra que se incendió y que iba cargada de cemento.

Antonio Antúnez, de quien se informó es empleado de la empresa Covi Honduras, fue llevado a un centro hospitalario privado.

Llamado

Wendy Marleny, quien ayer llegó a la morgue forense a reclamar el cuerpo de su padre, en medio de su llanto, dijo: “Quiero hacer un llamado público para que quiten esos malditos peajes que han cobrado tantas vidas y que ahora cobró la vida de mi padre que era un hombre trabajador que no merecía morir de esa manera”.