20/05/2022
07:07 PM

Más noticias

Hallan más de 2,000 kilos de cocaína, armas y municiones en Atlántida

Cuatro personas se mantienen en proceso de investigación a raíz de los hallazgos.

Tegucigalpa, Honduras.

En un subterráneo encontraron un cargamento de cocaína que un grupo de narcotraficantes había escondido en una casa ubicada en una finca en la aldea Diamante de Sion, en Jutiapa, Atlántida.

Debajo de la tierra y en barriles, los narcotraficantes tenían escondidos 2,331 kilos de cocaína en 93 fardos. Luego de investigaciones, la Dirección Nacional Policial Antidrogas (DNPA) junto al Comando de Operaciones Especiales (COE) y el Grupo de Operaciones Especiales Tácticos (Goet) allanaron el lugar y detectaron el subterráneo.

La construcción del subterráneo estaba ubicada en el área de una galera cerca de la vivienda. A simple vista el lugar no se podía detectar, pues estaba tapado con tierra recién removida y tenía conductos de ventilación así como una entrada con escaleras improvisadas.

El agujero de varios metros tenía un techo cubierto con madera, plástico negro y encima le tiraron tierra para hacer el escondite, que según autoridades era temporal, pues el cargamento de droga lo iban a llevar a otro lado para luego pasarlo por la frontera con Guatemala.

Tras destapar una parte del subterráneo, los agentes descubrieron barriles plásticos que tenían en el interior fardos con los kilos de cocaína. En total del agujero sacaron 93 fardos de cocaína y seis barriles en los que estaba la mayor parte de los sacos.

Los agentes policiales detuvieron en la propiedad a cuatro hombres a quienes les decomisaron armas de fuego. En la finca también fueron decomisados ocho vehículos, entre esos tres cuatrimotos, además de tres fusiles y municiones.

El cargamento de droga fue llevado a La Ceiba al igual que los detenidos y luego fueron trasladados vía aérea a Tegucigalpa.

Los fardos de droga fueron transportados por la Fuerza Aérea Hondureña en una aeronave Vessna Let-40. El cargamento de droga fue contado en presencia de fiscales y agentes de investigación encargados de hacer los informes para proceder con la acusación de los cuatro detenidos durante la operación.

Aún las autoridades de la policía antidrogas no han dado a conocer de quién es la finca en la que habían construido el subterráneo en la aldea Diamante de Sionen, Jutiapa.

Lugar donde fueron ubicados los fardos conteniendo aparente droga.