20/02/2024
12:05 AM

Doloroso adiós a la pequeña Briana Ramos en Cedros

  • 21 febrero 2015 /

La primera víctima por el incendio en la Feria del Agricultor en la capital fue sepultada este sábado.

Tegucigalpa, Honduras.

La pequeña Briana Ramos (2), la “Negrita bella” como la llamaba su familia, nunca fue de visita al municipio de Cedros, Francisco Morazán, pero ayer en el pueblo todos lloraron la trágica muerte de la niña.

Una caravana seguía al carro que llevó el cuerpecito de la pequeña a Cedros, donde ayer fue enterrada.

Llegó a la 1:00 pm y las campanas de la iglesia sonaron para Briana; la multitud lloraba y caminaba por las empedradas calles.

Belkis Paola Sanchez, tía de la menor, entre un llanto desgarrador recordó que el día de la tragedia ella le pidió a la madre de la niña que la dejara a su cuidado; pero la respuesta fue “No, vos tenés mucha carga ya”.

Ahora se niega a creer que de un momento a otro la chispa de Briana desapareció.“Yo la quería como a mi hija, mi niña, mi morena, ya no está” decía entre sollozos.

Ver galería: Velorio de la pequeña Briana Reyes

Su padre José Ramos recuerda el último “adiós papi” que su hija le dijo a las 5:40 am de ese trágico día. En su mano, se observa una pulsera que él mismo hizo con las cuentas que su hija llevaba en el pelo.

A la misa asistieron más de 100 personas de todas las edades con flores para la niña.

Al salir, los tíos y primos de la “Negrita bella” cargaron su ataúd hasta el cementerio de la localidad, donde fue sepultada junto a la tumba de su abuela, a la cual nunca conoció. Desconsoladamente, sus hermanitas gritaban “Briana, no Briana”, y el blanco ataúd descendía.

Así se le dio el adiós a la morena de ojos bellos, los ojos que alumbraban el hogar.

Su risa disfrutada por todos, ya no se escuchará más que en la memoria de todos los que la conocieron.

Su fallecimiento. La pequeña Briana se convirtió en la primera víctima del incendio causado por la explosión de un cilindro de gas en la Feria del Agricultor en Tegucigalpa. Elsa Palou, coordinadora de la junta directiva del Hospital Escuela, explicó que “la paciente tenía más del 50% de su superficie corporal con quemaduras del tercer grado y la posibilidad de sobrevivir fue desde su ingreso menor al 20%”.

Se informó además que, Arely Velasquez, madre de la pequeña, luchaba por su vida en la sala de cuidados intensivos. Los médicos a cargo de su tratamiento explicaron que la dama permanece entubada y que su condición es crítica. Sus quemaduras son de tres grados y su estado empeora por complicaciones provocadas por la diabetes que padece.