El ser declarado en rebeldía por no atender una citatoria girada por los Juzgados de lo Penal fue argumento suficiente para se librara orden de captura contra Rasel Tomé.

El ex titular de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, debió presentarse ayer ante el juez Humberto Palacios para que se le celebrara una revisión de medidas a solicitud del Ministerio Público.

“La rebeldía radica en que el Ministerio Público solicitó una audiencia de revisión de medida cautelar (no salir del país), el juzgado consideró necesario y oportuno la presencia del imputado en este caso”, manifestó el administrador de justicia. Además, dijo que los inspectores realizaron la debida citación y “él no fue ubicado ni en su casa de habitación, ni en el domicilio de su oficina y él se encuentra en una sede diplomática de carácter desconocida por lo que se procedió de acuerdo a lo establecido en el Código Procesal Penal”, argumentó.

En la audiencia Rasel Tomé fue representado por el abogado Darwin García y por parte de la Fiscalía Contra la Corrupción estaba la fiscal Sagrario Salinas.

La orden de captura se libró porque “él ha desobedecido una orden judicial, no ha acatado el llamamiento correspondiente, también él se ha cambiado de domicilio sin autorización judicial”, afirmó el juez. La orden de captura tiene que ser ejecutada por la Policía, quien al momento de detener al ex funcionario tiene que ponerlo a las órdenes de los juzgados y ésta trasladarlo a la Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto en el valle de Támara.

El ex comisionado fue acusado inicialmente por el delito de abuso de autoridad al desobedecer una sentencia firme emitida por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo, respecto a la adjudicación del canal 12 a la empresa Teleunsa.

El ahora prófugo de la justicia se encuentra encerrado junto al ex presidente Manuel Zelaya en la embajada del Brasil desde el pasado 21 de septiembre.

Horas antes de la audiencia, Tomé dijo a Radio América que se haría representar en la audiencia con un apoderado.

“He nombrado otro apoderado que va a ir a la audiencia, no es necesario que me haga presente ya que yo lo hacía porque me representaba en causa propia, hoy (ayer) que es una audiencia para discutir la medida cautelar que yo tengo que es la prohibición de salir del país, y que no la he incumplido...”, dijo el ex funcionario.

“Salir del país es pasar por una aduana, presentar el pasaporte, que en el pasaporte le pongan el sello de Migración que sale del país, yo no he salido de Honduras (…), aquí estoy en la colonia Palmira, estamos aquí en Honduras”, declaró.