15/06/2024
12:38 AM

Consternación en sepelio de estudiante ultimada a pedradas en Tegucigalpa

  • 24 junio 2017 /

Cuando iba para una fiesta raptaron el miércoles a Rebeca Abigaíl Velásquez, de 15 años.

    Tegucigalpa, Honduras.

    Rebeca Abigaíl Velásquez Torres (de 15 años), estudiante del Instituto Central Vicente Cáceres que fue encontrada muerta en un matorral la noche del viernes, fue sepultada ayer en el cementerio de la aldea Hoya Grande, Morocelí, El Paraíso.

    Los pobladores llenos de consternación acompañaron a la familia Velásquez-Torres a darle el último adiós a la joven, brutalmente asesinada en la capital.

    Llanto

    El llanto de sus padres se unió al de sus primos, tíos y amigos, quienes ahora reclaman justicia por la muerte de la quinceañera.

    La adolescente cursaba el octavo grado de ciclo común en el Instituto Central Vicente Cáceres y vivía en la colonia El Pedregal.

    El cadáver de la joven lo encontraron el viernes en la noche en una hondonada del anillo periférico, por Altos de la Fuente.

    Foto: La Prensa

    Los padres de la jovencita piden que se haga justicia.
    A Rebeca Abigaíl la raptaron el miércoles y desde ese día sus padres comenzaron a buscarla.

    “¿Por qué me dejaste? ¿Por qué, Dios, te la llevaste? ¿Por qué te fuiste? Dios, no puedo con este dolor”, gritaba su madre minutos antes de sepultarla.

    Al momento del entierro, decenas de globos blancos fueron alzados al aire como símbolo de paz.

    El pastor Alfonso Varela pidió a los padres de la jovencita estar en paz, ya que Dios se encargará de hacer justicia.

    Consternación

    A través de las redes sociales, decenas de personas expresaron su pesar por el crimen cometido contra la estudiante y exigieron hacer pagar a los responsables del crimen.

    Las personas cercanas a la joven la describieron como una excelente estudiante, una chica alegre con muchos sueños y metas por cumplir.

    Sin embargo, esos sueños quedaron truncados por culpa de los malhechores que la asesinaron.

    Se investiga si la menor de edad sufrió abuso sexual antes de ser ultimada.

    La adolescente desapareció el miércoles luego de asistir a una fiesta a la que fue invitada, supuestamente, por una compañera de colegio.

    Ella salió ese día acompañada por cinco compañeros rumbo a la colonia Tiloarque.

    Los jóvenes abordaron un bus de la ruta Carrizal-Unah y cuando transitaban por la colonia Centroamérica Este la unidad fue interceptada por individuos que los bajaron a la fuerza. Sin embargo, horas más tarde liberaron a los demás jóvenes.

    El padre de la menor denunció que en el colegio está la autora intelectual de la muerte de su hija, quien la engañó. A su vez exigió justicia a las autoridades. A la joven la asesinaron a pedradas el mismo día del rapto, por lo que al momento de encontrarla su cuerpo estaba descompuesto.

    En la dantesca escena había alrededor piedras manchadas de sangre. Los padres de Rebeca quedaron destrozados al llegar al sitio del crimen y ver a su hija sin vida.

    Las autoridades policiales comenzaron con las investigaciones del caso para dar con los responsables.