23/09/2022
12:59 AM

Más noticias

Guardias de seguridad eran cuatro de los cinco asesinados en San Manuel, Cortés

Los cuerpos de Juan Valenzuela, Renán Gómez, José Oseguera, Sixto Ortíz y Elvis Rodríguez fueron hallados anoche dentro de una cañeras.

San Pedro Sula, Cortés.

A altas horas de la noche de ayer lunes se realizó el levantamiento de cinco cuerpos encontrados en unas cañeras entre La Lima y El Progreso.

Las víctimas fueron identificadas como Juan Ángel Valenzuela Rivera, Óscar Renán Gómez Machado, José Emilio Oseguera, Sixto Ortíz y Elvin Moisés Rodríguez Martínez.

De acuerdo con relatos de parientes y vecinos de los hombres asesinados, cuatro de ellos trabajaban como guardias de seguridad en la zona, a excepción de Elvin Moisés Martínez.

Los hechos

Según versión de los policías preventivos que como a eso de las 09:10 pm recibieron una notificación del sistema de emergencias 911, hubo un reporte que en las cañerías entre La Lima y el Progreso se encontraban varias personas sin vida, por lo que de inmediato se trasladaron a la colonia Guadalupe, San Manuel.

Masacres en 2019
Con lo ocurrido anoche en San Manuel, Cortés, ya se contabilizan 71 matanzas en el cierre del presente año.
Al llegar al sector constataron la denuncia, fue entonces cuando algunos conocidos se acercaron y les dijeron que las víctimas trabajaban en dichos predios como guardias de seguridad y que entraban a trabajar a las 06:00 am y salían a las 6:00 pm, pero que ellos nunca llegaron a su casa de habitación.

Los cinco cuerpos fueron hallados por las autoridades al filo de las 10:00 pm.

Los guardias estaban tirados boca abajo y con varias heridas en sus cuerpos.
Horas antes, familiares decidieron salir a buscarlos, durante un par de horas no hubo respuesta, pero a eso de las 9:00 pm se enteraron de la terrible noticia, sus seres queridos estaban sin vida entre la maleza y las matas de caña.

Además: Un joven muerto y dos policías heridos deja enfrentamiento en Olancho

Además de la Policía Nacional, se desplazaron efectivos de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), quienes realizaron algunas entrevistas, inspeccionaron el punto de los levantamientos y se tomaron fotografías.

Preliminarmente, la DPI informó que esta masacre estaría relacionada a una riña entre un grupo de personas de la zona, pero serán las investigaciones posteriores las que determinen la verdadera causa.

Con relación a la dinámica de los hechos, la Policía sospecha que las víctimas fueron sorprendidas por un grupo de personas que acabaron con sus vidas a punta de armas blancas y un objeto conocido como romo.

El levantamiento de los cinco cuerpos fue realizado por Medicina Forense del Ministerio Público (MP) y la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic).