Cae el Negro, uno de los presuntos autores de masacre en El Picachito

El supuesto pandillero, miembro de El combo que no se deja, según la FNAMP, operaba en las zonas de El Picachito, Japón, entre otras

El detenido fue custodiado por la FNAMP y luego remitido a los tribunales.
El detenido fue custodiado por la FNAMP y luego remitido a los tribunales. /

Tegucigalpa, Honduras.

A poco más de 24 horas de haberse perpetrado una masacre en la colonia El Picachito, de la capital, elementos de varias agencias de seguridad del Estado capturaron a uno de los supuestos autores materiales.

El sindicado es Axel Asdrúal Medina Maradiaga (de 18 años), alias el Negro, y residente en la misma colonia adonde se produjo el crimen múltiple.

LEA: Con bloque matan a mujer dentro de un cementerio en Choloma

Según las investigaciones, Medina Maradiaga fue uno de los ejecutantes y quien arrastró los cuerpos de las cuatro personas al abismo adonde los lanzaron después de asesinarlos, junto a otros miembros de la organización criminal El combo que no se deja. Las víctimas fueron identificadas como Alejandro Peña Cáceres (de 65), el padre de familia; Sandra Maritza Núñez (de 49), esposa de Alejandro; y los hijos de ambos Alejandro Enrique Peña Núñez (de 20) y Gustavo Adolfo Peña Núñez (de 17).

Las causas

Según elementos de la Fuerza Nacional Antimaras (FNAMP), participantes en la detención, Axel Asdrúal es un pandillero que atemorizaba en las colonias El Picachito y Japón, así como en los barrios El Bosque y San José de la Montaña, entre otras.

Cuando se ejecutó la detención en su casa de habitación, encontraron 148 envoltorios con marihuana, lo que refleja, de acuerdo con la FNAMP, que el arrestado se dedicaba también a la venta de drogas. En la captura además participaron agentes de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) y de la Policía Militar, quienes trabajan para dar con el paradero de las otras personas que pudieron haber participado en la masacre de la familia Peña Núñez.

Las autoridades desconocen a ciencia cierta cuáles fueron los motivos para que se diera la masacre, pero sí reconocen que esa zona de la capital es controlada por las pandillas.

Además, hay una pugna permanente entre la mara Salvatrucha (MS-13) y El combo que no se deja.

La Prensa