Encuentran sin vida a un comerciante en su vehículo en La Ceiba

Unas siete horas tenía el carro en el que se encontraba el cadáver de Cristhian Munguía abandonado en una calle del barrio Mejía.

Los vecinos del barrio Mejía reportaron el carro abandonado sin imaginar que adentro estaba el cadáver de Munguía.
Los vecinos del barrio Mejía reportaron el carro abandonado sin imaginar que adentro estaba el cadáver de Munguía. /

LA CEIBA.

El comerciante Cristhian Munguía (de 29 años) fue encontrado muerto de varios impactos de bala la tarde de ayer lunes en el interior de un pick up blanco que conducía.

El carro quedó en una calle muy transitada del barrio Mejía de La Ceiba. Vecinos del sector manifestaron que el pik-up se encontraba en el lugar desde las 10:00 am, aunque no saben quién llegó a estacionarlo al lugar ni escucharon disparos.

Hasta las 5:00 pm reportaron a la Policía que habían dejado abandonado un vehículo, ya que hasta estaba mal estacionado. Cuando una patrulla llegó al sitio, los agentes inspeccionaron el automotor encontrando el cuerpo en el asiento del conductor.

Se presume que a Cristhian Munguía le dispararon en otro lugar y luego herido condujo su vehículo hasta detenerse en una calle del barrio Mejía.

Personas que lo conocían manifestaron que Cristhian se dedicaba a la distribución de carne a través de una carnicería. Al lugar del hallazgo del cadáver llegaron sus familiares, así como su esposa, quienes lamentaron lo sucedido.

Los parientes no tienen pistas de quiénes le habrían quitado la vida, ya que era una persona que se dedicaba a su trabajo y nunca supieron que tuviera enemigos. “ Nos sentimos mal por lo que ha pasado. Era un muchacho que se dedicaba a la comercialización de carne y abarroterías. No sé por qué lo mataron, pues era un muchacho cristiano, dijo un primo de Cristhian Munguía, quien omitió su nombre.

En relación con el crimen, la Policía maneja dos hipótesis, una es que podría tratarse de enemistades personales o de un posible asalto porque se conoció que el ahora occiso visitó una agencia bancaria en horas de la mañana y había retirado dinero. Además, casi siempre transportaba una fuerte cantidad de efectivo, producto de la venta de carne. La investigación preliminar apunta que desconocidos le dieron vigilancia hasta interceptarlo y matarlo.

La Prensa