Capturan a "La Liebre", supuesto secuestrador en Santa Bárbara

La Policía rescató a un adulto mayor por el que exigían 450,000 lempiras.

El sospechoso siendo trasladado dentro de las instalaciones de la DPI en San Pedro Sula.
El sospechoso siendo trasladado dentro de las instalaciones de la DPI en San Pedro Sula.

Santa Bárbara, Honduras.

La Unidad Nacional Antisecuestros de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) liberó anoche a un adulto mayor que había sido secuestrado en el departamento de Copán, y realizó la captura de uno de sus supuestos secuestradores.

El secuestro de la víctima de 73 años se reportó el miércoles 20 del presente mes a eso de las 06:00 am cuando salió de su casa de habitación ubicada en la aldea El Portillo, del municipio de Corquín, con dirección a Santa Rosa de Copán.

Posteriormente, sus familiares recibieron varias llamadas telefónicas, a través de las cuales una voz masculina les informaba sobre el secuestro y les exigía la cantidad de 450,000 lempiras a cambio de su liberación.

Puede leer: Capturan a supuestos sicarios y asaltantes de la banda "Los Grillos"

Cuando la Unidad Antisecuestros se enteró de lo sucedido, inició con los trabajos de investigación, ubicando el lugar de cautiverio en el sector conocido como la montaña del Aguacatal, en el municipio de Trinidad, del departamento de Santa Bárbara.

decomiso.564(1024x768)
Motocicleta decomisado al momento de concretarse la captura en el municipio de Trinidad.


En la acción se liberó sano y salvo a la víctima. El sospechoso fue identificado como un supuesto miembro de una banda criminal denominada "Los Cheles", dedicada a cometer secuestros y otros ilícitos en la zona occidente del país.

Según el informe preliminar, el sospechoso tiene 34 años, es conocido como "La Liebre" y su papel dentro de la organización es proporcionar la logística necesaria para que se efectúen los secuestros.

Además: Obreros soterrados agradecen a Dios ser salvados y lloran a su compañero

Durante la operación se decomisó una motocicleta colores naranja y negro y un teléfono celular. En tanto, la víctima fue trasladada a su residencia para reunirse con sus familiares.

La DPI informó que trabaja en la remisión del sospechoso y en la ubicación de otros implicados en el hecho delictivo. La entidad policial aseguró que no se pagó ningún rescate.

La Prensa