Multitudinaria despedida a periodista asesinado en Comayagua

Luis Alonso Almendares fue sepultado en el cementerio general de la ciudad colonial de donde era originario.

Cientos de personas caminaron por la calle principal de Comayagua en el cortejo fúnebre.

Comayagua, Honduras

Un doloroso adiós le dieron familiares, amigos y colegas al periodista Luis Alonso Almendares, víctima de un ataque armado la noche del domingo 27 de septiembre.

A pesar de las restricciones producto de la pandemia por el covid-19, una multitud acompañó a la familia doliente desde el momento que trascendió el deceso del periodista a las 6:00 am del lunes.

La escuela primaria Marcelino Pineda López, en el barrio Independencia de la colonial ciudad de Comayagua, donde cursó sus primeros años de estudiante el popular Luisito, fue el lugar escogido por sus parientes para poder velar sus restos mortales.

Un considerable número de personas se hicieron presentes al centro educativo desde las 7:30 pm del lunes, hora en que el vehículo que transportó el féretro con el cuerpo desde la capital de la república llegó a Comayagua, como un gesto de solidaridad y cariño.


Misa

A la 1:00 pm, el cortejo fúnebre salió de la escuela Marcelino Pineda López hacia la ermita católica del barrio Independencia, donde se celebró una misa de cuerpo presente para rogar por el descanso eterno del comunicador social Luis Alonso Almendares.

Una hora después, en medio de canciones, inició el camino sin retorno hacia el cementerio general de la antañona Comayagua, donde sepultaron al periodista.

Le acompañaron cientos de personas a las que Luis auxilió de distintas maneras. Alrededor de las 3:45 pm llegó el momento más difícil para los que sintieron afecto especial por el comunicador. El ataúd fue depositado en la tumba junto a la de su madre, entre el llanto y el dolor de sus dos hermanas, que para ellas era como un padre protector. “Yo lo que pido es justicia porque mataron a una persona muy querida por el pueblo, porque sabían que él decía la verdad, pero como en este país solo valen las sinvergüencerías”, expresó una tía de Luis.


Sin detenidos

Luis Almendares fue objeto de un ataque armado, protagonizado por dos sicarios, alrededor de las 6:10 pm del domingo en el caserío Mata de Caña, en las afueras de la ciudad de Comayagua.

Almendares intentó grabar el ataque utilizando la herramienta Facebook Live, pero lo oscuro del lugar no le permitió filmar a sus atacantes y solo quedó registrado el llamado de auxilio del ahora extinto.

Pobladores de Mata de Caña que presenciaron el momento en que el periodista era tiroteado, lo subieron a un carro para llevarlo al hospital regional Santa Teresa, en Comayagua, para que este recibiera atención médica, pero ante la gravedad de las heridas fue llevado al Hospital Escuela en donde murió a primeras horas del lunes.

La Secretaría de Seguridad informó que los agresores son dos hombres que andaban en una motocicleta color negro y que ya hay una línea de investigación, pero hasta ayer no había ni un solo detenido por el hecho.

Luis Almendares era un crítico de la actual política gubernamental. El Colegio de Periodistas de Honduras demandó una pronta investigación del crimen contra el periodista.

La Prensa